Menu

DÍA MUNDIAL DEL AHORRO DE ENERGÍA

Desde la Dirección General de Gestión Ambiental (DGGA) de la Municipalidad de Asunción conmemoramos el Día Mundial del Ahorro de Energía, este 21 de octubre, recordando a la ciudadanía que tome conciencia sobre la importancia del ahorro de energía e incentivar un cambio de hábitos de consumo que permitan una mayor eficiencia en el uso de energía para el cuidado del Ambiente.

Una de las mayores formas contaminantes de energía que utilizamos actualmente son los derivados del petróleo. Cada vez existe una demanda exponencial de la población y de la industria de consumo energético, lo que a su vez conlleva a la degradación de nuestros ecosistemas.

Es por ello que queremos aprovechar para recordar, a través de este día, hábitos que permitirán que cada hogar aporte un grano de arena, en el aprovechamiento eficiente de la energía.

¿Qué beneficios tiene ahorrar en energía?

Mejora la economía del hogar: Ahorro en el pago de la factura de energía eléctrica domiciliaria y en las empresas.

Menos problemas de salud: Reduce daño al ambiente y la contaminación que afecta nuestro entorno.

Ambiente: Reduce el impacto de los gases de efecto invernadero, entre otras ventajas.

Siempre es importante recordar que al utilizar algún tipo de energía, debemos ser conscientes de no mal utilizarla, atendiendo a que es un bien escaso.

CONSEJOS:

-Utiliza equipos de calefacción y refrigeración que ahorren energía eléctrica.

-Utiliza aparatos que controlen y limiten su uso.

– Utiliza, siempre que sea posible, luz natural. Un tragaluz en casa te ahorra bastante dinero.

-Ventilación natural: en nuestro clima caluroso es importante rodearnos de árboles acordes al terreno, que brinden sombra y protección ante climas agresivos, viento o calor excesivo.

-Utiliza canillas e inodoros que economicen el agua.

– Recordá utilizar focos de bajo consumo.

– Reciclá y reutilizá tus residuos. Toma en cuenta todos los detalles, incluso el transporte a un lugar de disposición final del residuo.

-Control de los materiales, optando por aquellos de origen ecológico o reciclado.

-Apostar por el uso de energías renovables: paneles solares, energía eólica y otros.

– Disminuir el consumo de pilas y baterías contaminantes.

-Revisá periódicamente tu sistema eléctrico del hogar o empresa

– Controla el tiempo en que mantenes encendido focos y otros aparatos al toma corriente.