Menu

Municipalidad de Asunción inspeccionó el local denominado “Long Bar” y dio plazo para correcciones

En la tarde de este jueves 19 de agosto, funcionarios municipales de la Dirección de Defensa al Consumidor, dependiente de la Dirección General del Área Social, procedieron a realizar una verificación en el local denominado “Long Bar”, ubicado en la calle Senador Long Nº 848, con la finalidad de constatar si cumple con las normativas municipales para su funcionamiento. 

En la oportunidad se sumaron funcionarios de las direcciones municipales de Recaudaciones, Planeamiento Urbano y del Departamento de Licencias de Establecimientos.

El director de Defensa al Consumidor, Luis Fernando López, aclaró que  la inspección se realizó en base a denuncias recibidas en la dependencia a su cargo. 

Aclaró que lo que pudieron constatar es que en  este local se hicieron ciertas modificaciones, ya que se observó pintura fresca y también había rastros de una fumigación reciente, por el olor que se percibía.  

Puntualizó que durante el recorrido no se constató la presencia de ratas pero fue tajante al indicar que no pueden funcionar porque en el recinto se siente el fuerte olor a la pintura y a la fumigación, lo cual puede contaminar los alimentos naturales y provocar una intoxicación a clientes. 

“No pueden utilizar  estas áreas por ahora, esto se tiene que ventilar  y tiene que salir esta parte química, por lo menos 24 horas o más”, aseveró.  

Igualmente fue claro al indicar que el local no se encontró en perfectas condiciones.

“Aún falta  completar  los azulejos y hacer una limpieza de algunos extractores.   Además hay una inadecuada acumulación de bebidas alcohólicas en el depósito.  De hecho son aspectos que pueden corregir”, enfatizó. 

Anunció que la próxima semana estarían realizando una nueva inspección de este local, de manera a verificar si cumplieron con las indicaciones señaladas.

“Si no lo hacen, vamos a tomar medidas más drásticas”, advirtió.

Luego de la inspección se labró un acta para que los responsables de Long Bar, en un plazo perentorio de 4 o 5 días hábiles, cumplan con las exigencias que fueron detalladas. 

Recalcó que recibieron denuncias, por lo que se hizo imprescindible constatar el estado en que se encontraban las instalaciones del local, para consignar si cumplen con  las normas de salubridad. 

Manifestó que la dirección municipal a su cargo es la encargada de controlar la parte de higiene, de manipulación de alimentos naturales, alimentos procesados y también el control del establecimiento.

“En este caso acompañaron también la inspección los funcionarios de Recaudaciones,  que solicitaron la patente y licencia comercial del recinto”, apuntó.

Agregó que con la verificación realizada se van a sacar los datos técnicos y el estado en que se encuentra y eso lo van a remitir al Juzgado de Faltas,  para que, en el caso que se defina que hubo incumplimiento de ordenanzas municipales, se imponga la sanción correspondiente, como ser las multas.  

“En caso de que estos no se adecuen, también  pediríamos una suspensión o el cese de sus actividades como medida de urgencia, que tendría que firmar el intendente, procedimiento que se sigue en estos casos”, concluyó.