Menu

Municipalidad intervino obras de Itaipu Binacional en el barrio San Francisco por no contar con planos aprobados

Una comitiva municipal intervino, en la mañana de este jueves 20 de setiembre , unas obras que encara la Itaipu Binacional en el barrio San Francisco, por no contar con planos aprobados. En la oportunidad se labraron actas de intervención en el espacio donde se construye una planta recicladora, una planta industrial y un hogar para adultos mayores.

Según los antecedente, funcionarios municipales del Departamento de Fiscalización de Obras dejaron hace ya ocho días las correspondientes notificaciones para la presentación de planos de estas obras pero, ante la falta de respuesta, se realizó la correspondiente intervención. En las actas se da un plazo de 96 horas para que los responsables de las obras presenten los planos aprobados ante el Juzgado de Faltas Municipal.

El Arq. Bernardo Bozzano, Asesor de la Dirección General de Desarrollo Urbano manifestó que  se pudo constatar que ninguna de las obras intervenidas cuenta con planos aprobados.

Especificó que las tres obras están dentro del predio del barrio San Francisco.

“Que son 23 hectáreas, aproximadamente y donde en una primera etapa lo que estaba aprobado son las viviendas y los edificios de apoyo como el Centro de Salud, la Policía, todo eso está.  Pero estas construcciones nuevas, ubicadas al sur de la avenida principal y que lindan con el área protegida, que está entre San Francisco y el Botánico, eso no tiene plano aprobado, nada tiene plano aprobado”, recalcó.

Los interventores constataron que la planta de reciclaje es una construcción que recién está iniciando; la planta industrial prácticamente ya está terminada y los bloques de viviendas de adultos mayores en incipiente etapa de construcción.

El Arq. Bozzano recordó que todavía se tiene una falencia grande en cuanto al barrio San Francisco, que es la carencia de un loteo.

“Tenemos el fraccionamiento que es el desprendimiento de una parcela grande, de las 23 hectáreas, de todo lo que es el predio, la propiedad del Ministerio de Defensa, que acá en este sector supera un poquito las 100 hectáreas.  Esas 23 hectáreas sí están deslindadas pero todavía no están transferidas.  Tenemos la información que eso iba a ser transferido a la SENAVITAT, para que este ministerio, finalmente, se ocupe del loteo y de la transferencia a los propietarios definitivos.  Porque la idea es regularizar la tenencia de la tierra hasta lo que corresponde.  O sea, cada propietario tiene que tener su título”, manifestó.

Por su parte la abogada María Elena Cibils, del Departamento de Fiscalización de Obras, dependiente de la Dirección de Obras Particulares, mencionó que lo que los responsables de la obra mostraron los planos que le fueron entregados por la Itaipu para la ejecución de las mismas.

“Son obras encaradas por Itaipú pero necesitan previamente la aprobación municipal.  Y si no cumplen con lo solicitado se corre el riesgo de que la Municipalidad proceda a la suspensión de las mismas”, aclaró.