Menu

Intendente recorrió obra del CDI, colegio privado que apuesta al proyecto de la Costanera

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, este jueves 26 de enero estuvo recorriendo la construcción de la obra del Centro para el Desarrollo de la Inteligencia-CDI-, ubicada en Teniente Fernández y Bahía Negra, que se suma al desarrollo del proyecto de la Franja Costera.

En la oportunidad estuvo acompañado del licenciado Luis Fernando Ramírez, director del citado establecimiento educativo, con los profesionales que llevan adelante el emprendimiento  del Consorcio Codas y Vuyk, el director general de Desarrollo Urbano, arquitecto José Segalés, el director general del Area Social, doctor Iván Allende, el director de Franja Costera, José Avalos, la directora general de Comunicación, Liza Paredes.

El intendente capitalino se mostró feliz al observar la obra erigida en un lugar privilegiado que al mismo tiempo considera la naturaleza de fondo; una laguna con una rica fauna donde también se observaron garzas y otras aves migratorias que llegan en esta época de año.

Agregó que esta obra apuesta por el desarrollo de la franja costera, necesaria para la ciudad que estamos viviendo con mucha expectativa,  como parte integral también de una serie de proyectos que se van concretando para esa zona.

Ferreiro enfatizó que la Municipalidad de Asunción igualmente está trabajando en el bañado Tacumbú, por el proyecto de 2.600 viviendas, en bañado norte con el tema de la Costanera norte, en proceso de construcción y otros proyectos que conjugan armoniosamente con esa iniciativa privada.

“Vinimos a saludar a los directivos, a conocer la obra, que es nuestra misión y hablar un poco también sobre lo que estamos haciendo en la Municipalidad de Asunción”, señaló el Intendente.

Innovadoras líneas pedagógicas

A su turno, el director del Centro de Desarrollo para la Inteligencia,  licenciado Luis Fernando Ramírez, dijo que “esta es una organización civil sin fines de lucro dedicada a la educación. Hace 15 años comenzamos con proyectos educativos para niños talentosos, con alto potencial para desarrollar  y vimos  que era necesario una escuela,  que pudiera trabajar con estos chicos”.

Indicó que así nació la idea que está concretando ya  en su fase edilicia y se trata del primer colegio en la república del Paraguay construido con las nuevas especificaciones, es decir, con la tecnología del siglo XXI.

El director de la institución destacó que en el CDI no se construyen aulas sino espacios que son pedagógicos, donde los chicos se reúnen a trabajar. En esos espacios, el maestro es un facilitador  y orientador de aprendizaje pero el proceso es desarrollado por los alumnos.

No hay aulas, hay grandes espacios  donde hay dinámicas que se van desarrollando  de acuerdo a la necesidad pedagógica, destacó el educador.