Menu

Mansión sucia y abandonada, con 3 piletas en su interior, fue intervenida por la Comuna Capitalina en el barrio Mburucuyá en prosecución de la lucha contra el Dengue

La Municipalidad de Asunción continúa con las intervenciones en predios particulares, ubicados en distintos barrios, cuyos propietarios los tienen abandonados y sucios, poniendo en peligro la salud de la comunidad, ante la proliferación nuevamente del dengue en la capital y zona central del país.

En ese marco, en la siesta de este miércoles 7 de abril, funcionarios de la Policía Municipal de Vigilancia y cuadrillas de la Dirección de Servicios Urbanos, ingresaron en la vivienda ubicada sobre la avenida Molas López entre calle sin nombre y Yasy, perteneciente a la señora María Celeste Díaz Chenú, donde procedieron a la limpieza integral del inmueble, que se encontraba en un deplorable estado de abandono.

La situación encontrada fue lamentable, con tres piletas de natación, de apreciables dimensiones, con aguas estancadas y sucias, que producían un hedor insoportable y, en los alrededores, una tupida vegetación de malezas, donde abundaban todo tipo de plagas e insectos.

El intendente capitalino, ingeniero Óscar Rodríguez, acompañado del director de la Policía de Vigilancia Municipal, Ariel Andino, observó la intervención municipal y se mostró sorprendido y dolido al ver el triste estado de abandono en que se encontraba la mansión, ubicada en el barrio Mburucuya, donde están las viviendas más suntuosas de Asunción.

Ariel Andino recordó que estás intervenciones se hacen en el marco del operativo de lucha contra el dengue.

Mencionó asimismo que les llamó la atención que, en apariencia, la residencia intervenida servía como aguantadero de grupos de malvivientes que pernoctaban en el lugar.

Argumentó esta afirmación teniendo en cuenta que, en el operativo, encontraron carteras de mujer con documentaciones y otros artículos que, posiblemente, podrían ser restos de botines robados.

Inclusive hallaron un automóvil, ya sin funcionar, que también era utilizado como dormitorio alternativo por los marginales.

Destacó además que se cumplieron con todos los pasos previos requeridos para realizar la intervención, con las notificaciones y el acta de intervención correspondientes, que se hicieron en tiempo y forma, hasta que se procedió a realizar la tarea de limpieza y desagote de las tres piletas.

Aclaró que los trabajos de desmalezamiento estuvieron a cargo de la Dirección de Servicios Urbanos, con sus cuadrillas de la Unidad de Minga, y la tarea de desagote de las piletas fue realizada por el personal de la Dirección de la Policía Municipal de Vigilancia.

Recalcó que las notificaciones fueron realizadas en virtud a lo que establecen las Ordenanzas 408, de “Basura 0” y la 154 que, en su apartado 04, habla de que los dueños de viviendas con piletas, están obligados a mantenerlas limpias.

Aprovechó para volver a advertir sobre las altas multas que deben pagar los infractores.

“Imagínense, en este caso, por la limpieza de las tres piletas con aguas estancadas, la eliminación de las altas malezas y los objetos donde se acumulan aguas, ideal para criaderos del mosquito transmisor del dengue, implica que sus dueños deben pagar multas por faltas consideradas gravísimas y que pueden alcanzar los 230 millones de guaraníes”, señaló.

Ante esta situación recomendó a los propietarios a realizar la limpieza de sus predios, ya que siempre resulta con menor costo que cuando, de forma compulsiva, realiza la Comuna Capitalina.

Le extrañó que en el caso de la mansión intervenida, los propietarios tienen relativamente al día sus impuestos municipales, pero lamentablemente descuidaron la propiedad, que llenaba de molestias y preocupación al vecindario.

Intendente Rodríguez instó a los vecinos a colaborar con este tipo de tareas

Los vecinos de la zona aledaña a la mansión intervenida, se acercaron al jefe comunal capitalino para expresarles su agradecimiento por la realización del procedimiento, que otorga tranquilidad a este barrio residencial de Asunción.

La oportunidad fue propicia para que el intendente les explique sobre la necesidad de cuidar, entre todos,  la limpieza del barrio, en un momento en que arrecia la epidemia del dengue y que se asocia con la pandemia del COVID, que genera mucha preocupación en la población y en las autoridades nacionales.

En ese marco instó a la ciudadanía a realizar las denuncias correspondientes, sobre todo en casos como este, de predios abandonados, por el peligro que significa para la salud de la vecindad, resaltando la intensidad con que las cuadrillas municipales realizan estos operativos de limpieza.