Menu

Prosigue férreo control municipal para eliminar máquinas tragamonedas de barrios capitalinos

Un procedimiento de control y de incautación de máquinas tragamonedas se realizó en la mañana de este martes 4 de diciembre, en el barrio San Francisco de Viñas Cue, a cargo de funcionarios de la Coordinación de Juegos de Azar, dependiente de la Dirección de Recaudaciones de la Municipalidad de Asunción, con apoyo de funcionarios de la Dirección de Seguridad y acompañamiento de efectivos de la Policía Nacional.

Cabe recordar que la Ley 4716/12, en su Artículo 17º, establece como hecho punible la tenencia y explotación de juegos de azar, sin el permiso pertinente.

Acompañaron también el operativo los concejales capitalinos Elvio Segovia y Sandra Benítez, destacándose que el procedimiento se realizó justamente en respuesta a una minuta del concejal Segovia presentada en la sesión ordinaria del pasado miércoles 28 de noviembre, donde se solicitaba que se tomen medidas ante la proliferación de este tipo de máquinas de juegos de azar en esa zona, sin contar con la autorización legal correspondiente.

El coordinador de Juegos de Azar, Bobb Richard Pérez Ordano, quien encabezó la comitiva de funcionarios municipales, mencionó que el pasado viernes 30 de noviembre estuvieron en el barrio San Francisco, oportunidad en la cual notificaron a diferentes negocios por 23 máquinas tragamonedas halladas.

“Nosotros tenemos nuestras actas que hicimos el viernes, a través de las cuales se notificaron a los propietarios de los 23 negocios en donde encontramos las máquinas tragamonedas.  Y los antecedentes remitimos tanto a la Fiscalía como al Juzgado de Faltas, porque es bueno recordar que es un delito explotar máquinas de juegos de azar sin el permiso municipal”, enfatizó.

Agregó que en el barrio San Francisco, por ser de carácter social, no puede haber este tipo de juegos de azar.

“Además, el pasado viernes encontramos varias máquinas tragamonedas en la calle, lo cual también está totalmente prohibido, ya que las mismas deben estar en locales cerrados y habilitados para el efecto”, insistió.

Indicó que en la fecha solamente se pudieron retirar dos máquinas de este tipo en el barrio San Francisco. “En ocasión de la verificación se les dio tiempo hasta la fecha para que se acerquen a la Municipalidad para demostrar que cuentan con las autorizaciones correspondientes pero no lo hicieron.  Por eso, habiéndose cumplido el plazo establecido, en la jornada de hoy incautamos las máquinas halladas ”, enfatizó.

Una de las propietarias notificadas manifestó haber devuelto otras tres máquinas, porque no quiere seguir contando con ese tipo de artefactos en su local.

Pérez y su comitiva recorrieron todos los lugares en donde el viernes anterior se habían identificado las máquinas tragamonedas e incluso ingresaron a los comercios y viviendas, con autorización de sus ocupantes, para verificar que las máquinas no estuvieran ocultas.

Posteriormente se trasladaron hasta el barrio San Felipe, de la Chacarita, donde incautaron otras tres máquinas tragamonedas, también por no contar con el permiso legal.

Concejal agradeció la pronta respuesta de la Coordinación de Juegos de Azar

El edil capitalino, Elvio Segovia, agradeció, en representación de la Junta Municipal, a la Coordinación de Juegos de Azar, dependiente de la Dirección de Recaudaciones, por haber iniciado esta tarea en el barrio San Francisco, teniendo en cuenta que en la sesión anterior presentó la correspondiente denuncia.

“La preocupación central de la Junta Municipal está basada en la accesibilidad que tienen los niños a estos tragamonedas.  Y lo que queremos, independientemente que de hecho sabemos que todo esto es ilegal, que ninguno tiene permiso, lo que peor nos parece es que no tiene ninguna restricción y hay muchos menores que acceden a estos juegos y también detrás de ellos algunas otras personas vulnerables, como adictos al alcohol.  Por eso es que tenemos que poner mucho énfasis en este tema”, señaló.

Recalcó que este tipo de juegos de azar, aparte de estar prohibido en un barrio de carácter social, causa mucho daño en la salud psicosocial de la gente.