Menu

Inactividad en la Terminal en este tiempo de aislamiento preventivo se aprovechó para avanzar en la reconstrucción de la parte siniestrada

Las obras de reconstrucción del área siniestrada de la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA) presentan un gran avance, lo cual fue posible gracias a que se aprovechó el receso temporal de las actividades operativas  que rigió desde el 20 de marzo, en concordancia con la temporada de aislamiento preventivo general por razones sanitarias, decretada por el Gobierno Nacional para luchar contra la expansión del coronavirus o COVID-19.

Desde el pasado lunes 4 de mayo las actividades operativas en la TOA se retomaron para las empresas de transporte que cubren cortas distancias.

Cabe recordar que parte de la principal estación terrestre capitalina se incendió el 3 de marzo del 2017, que afectó el 25% de las instalaciones.

A partir de esta realidad se iniciaron tareas legales y administrativas para la obtención de los fondos, el cobro del seguro y la realización de los llamados a Licitación para su reconstrucción.

La empresa adjudicada que tiene a su cargo los trabajos de reparación parcial del edificio es la Constructora ENGINEERING S. A., por un monto de 7.512.994.305 de guaraníes.

Cabe destacar que la reconstrucción de la TOA prosigue sin pausa, según informó su director Jorge Peña, quien realizó un recorrido por las obras este miércoles 6 de mayo, en compañía de empresarios del transporte terrestre que usufructúan los servicios de la Terminal.

En la ocasión informó que la zona siniestrada ya fue desmantelada en un 100%.

“Se está procediendo al refuerzo de la estructura que debe soportar todo el peso del techo, específicamente se está trabajando en el fortalecimiento de los pilares que es fundamental dentro de los trabajos que se realizan y que durarán aproximadamente de 5 a 6 meses más”, detalló.

Informó que el nuevo techo de la Terminal ya se está montando en un taller metalúrgico de la empresa y que luego de concluida la estructura se montará sobre los nuevos pilares.

Anunció que en estos días se procederá a clausurar el acceso 3 de la TOA, por lo que se reubicará a todos los comerciantes del sector en otros lugares.

“Este operativo se realizará por seguridad de los comerciantes y también porque las obras generan mucha polvareda que también causarán molestias a los permisionarios”, explicó.

Mencionó que se proyecta reubicar a los comerciantes en sus puestos provisorios antes del 18 de mayo, fecha en la cual se reiniciarían los servicios de media y larga distancia, donde la afluencia de gente será mayor.

Puntualizó que la reubicación se hará quitando asientos al salón de espera de pasajeros, porque justamente se busca, como medida de lucha contra la propagación del COVID-19, que las estadías de los viajeros sean breves en la Terminal.

“Lo que se busca es dinamizar la salida y entrada de vehículos a las plataformas de embarques y desembarques”, enfatizó.

En ese sentido indicó que el movimiento es tranquilo en la TOA.

“Existe poco flujo de pasajeros ya que el servicio se habilitó solamente para vehículos de corta distancia.  No obstante, todos los pasajeros deben pasar por un estricto control sanitario, tanto para los que ingresan como para los que egresan del edificio”, informó.

Reveló que 8 plataformas correspondientes al transporte Internacional serán afectadas por la intervención de los obreros, lo cual informó que está planificado y que se utilizarán las dársenas restantes y algunas de las 30 plataformas del subsuelo, que corresponden a media y corta distancia.

Refiriéndose nuevamente a la reconstrucción del bloque siniestrado, recalcó que se está en la parte neurálgica de la obra, por lo que también se optó por reubicar a los comerciantes de tal forma a que nada entorpezca el avance de los trabajos.

Empresaria del transporte destacó la buena utilización del tiempo

La Licenciada Soledad Amarilla, de la Asociación de Transportadores del Paraguay y de la Cámara Internacional del Transportador Terrestre, dijo que luego de recorrer con el director de la TOA  la zona de obra y de escuchar las explicaciones recibidas, quedó satisfecha con los trabajos que se están realizando pues se ha solidificado mucho más la estructura del edificio.

“Se utilizó muy bien este tiempo de cuarentena para causar la menor molestia posible cuando se reanuden normalmente las actividades y se tenga un gran flujo de pasajeros en la Terminal. Además, la seguridad del lugar siempre fue un tema de preocupación empresarial desde el siniestro, por eso me agrada lo que se está haciendo”, concluyó.