Menu

SEGUIMOS AMPLIANDO TERRITORIOS AGROECOLÓGICOS

 Desde el Centro de Educación y Promoción Ambiental – CEPAM, de la Dirección General de Gestión Ambiental (DGGA) de la Municipalidad de Asunción, seguimos apostando y promocionando la Producción Agroecológica en los hogares asuncenos.

 

instalación de Huerta Movil Agroecologica en las casas de las familias del Barrio Ricardo Brugada, en coordinacion con la Pastoral Social de Asunción

En ese marco, hemos reiniciado estas actividades agroecológicas en la Comunidad Indígena Cerro Poty y en el Barrio Ricardo Brugada de Asunción.

De esta manera queremos fortalecer la producción de alimentos sanos en las familias y, a la vez, ir ampliando territorios agroecológicos, ya que con esta técnica evitamos el uso de agrotóxicos en los suelos y se logra una actitud más amigable con el ambiente.

Con la Comunidad Indígena Cerro Poty se acordó enriquecer la iniciativa agroecológica con el cultivo de plantas medicinales y plantas frutales nativas, ya que la agroecología permite los cultivos asociados entre hortalizas, plantas medicinales y frutales.

Transplante de plantines de hortalizas en la huertas móviles agroecológicas. Barrio Ricardo Brugada

El objetivo es que la Comunidad cuente con producción de hortalizas, plantas medicinales y frutas como parte de su alimentación diaria.

En tanto que para las familias del Barrio Ricardo Brugada se han diseñado huertas móviles agroecológicas, una  iniciativa conjunta entre la Pastoral Social de Asunción y el CEPAM, dependiente de la DGGA, cuyas  instalaciones en las casas se realizan una vez a la semana.

El objetivo de este tipo de huertas es contar con hortalizas y plantas medicinales en espacios reducidos, características propias de la mayoría de las viviendas de las familias de este barrio.

Durante la instalación de estas huertas móviles agroecológicas, los miembros de cada familia aprenden cómo cultivar y sobre la importancia de producir nuestros propios alimentos sin agrotóxicos.

De esta manera instamos una vez más a las familias asuncenas, a que aprovechen esta cuarentena para instalar sus propias huertas agroecológicas, sus propios huertos frutales o sus jardines medicinales.