Menu

Intendente se reunió con pobladores de Refugio Copaco sobre viviendas sociales

El intendente Mario Ferreiro y su equipo técnico se reunieron este viernes con pobladores del Refugio Copaco, en Puerto Botánico, a fin de compartir con los líderes sociales las labores que viene desarrollando el municipio para encontrar una solución definitiva en cuanto a la construcción de viviendas sociales para los lugareños.

El ejecutivo municipal explicó a los pobladores que el equipo técnico de la Intendencia se halla abocado a desarrollar proyectos factibles y sustentables para la construcción de casas, que se puedan llevar adelante en forma conjunta con el Gobierno Nacional.

“Es importante siempre el dialogo directo con la gente, porque tiene una organización y aspira a un lugar decente para vivir en el futuro. Mientras tanto estamos trabajando en dos cosas: en la mejora de este refugio (Copaco) y generar sobre este lugar un refugio permanente para la gente que luego va a esperar la obra (viviendas)”, indicó Mario Ferreiro.

Destacó que en esta reunión se avanzó en la concreción de una hoja de ruta en materia de anteproyecto, financiación del proyecto y la implementación de un sistema gradual que vaya solucionando la problemática de las inundaciones.

En el Refugio Copaco están instaladas aproximadamente unas 850 familias de la zona ribereña, pero la Municipalidad maneja la idea de ir encontrando soluciones definitivas para los mismos en tres etapas, en donde se construirían un promedio de 300 viviendas sociales por etapa, con ayuda del Gobierno.

Se necesitan 20.000 viviendas sociales

“El bañado necesita 20.000 viviendas sociales, pero si vamos ejecutando por etapas y ya con consenso social es más fácil modificar la situación tan angustiante para miles de familias de nuestra ciudad”, expresó el jefe comunal.

Ante el requerimiento de los refugiados para que la Municipalidad les garantice sus actuales viviendas que se encuentran bajo agua, el ejecutivo se comprometió a trabajar coordinadamente con un equipo municipal y las organizaciones vecinales para proteger esos lugares que están ocupando desde hace años.