Menu

Bañado Sur fue el epicentro del combate a los vertederos y la contaminación

La tercera jornada en el marco del operativo conjunto de control ambiental tendiente a combatir vertederos de basura, se realizó desde tempranas horas de este miércoles 11 de julio en la zona de Jukyty en Itá Enramada, del Bañado Sur.

Como en las anteriores jornadas realizadas en la zona del Bañado Norte, participaron del operativo conjunto de la fecha los funcionarios municipales de la Dirección General de Gestión Ambiental; de la Dirección General de Gestión y Reducción de Riesgos de Desastres (DGRRD); de la Dirección de la Policía Municipal de Tránsito (PMT); de la Dirección General del Área Social, a través del Centro Municipal Nº 10 “Ñepytyvo Jovai” y de la Dirección de Servicios Urbanos.

El coordinador de este operativo conjunto, José Escauriza, mencionó que el trabajo se enfatizó sobre 2 sitios de acceso, sobre la calle María Rafaela Osorio casi Pizarro y en la entrada al Cerro Lambaré y aprovechó para destacar que este tipo de jornadas continuarán en otros puntos de la Capital.

Aclaró que lo que realizaron es un control de vehículos y también de sitios donde se descarga basuras.

“Realizamos un trabajo de control del transporte y descarga de basuras y de los documentos también, con agentes de la Policía Municipal de Tránsito y con funcionarios del Centro Municipal Nº 10. Los inspectores labraron acta en los casos en que se constató que se transportaban residuos para ser depositados en sitios no permitidos. Hoy controlamos una zona aledaña al relleno sanitario de Cateura, que sí es el lugar permitido para depositar residuos”, refirió.

Recordó que el objetivo esencial del operativo es disminuir la cantidad de vertederos, disminuir la contaminación y también concientizar a la gente de los perjuicios sociales y ambientales que se generan cuando la basura es depositada en espacios no habilitados.

Puntualizó que en las dos jornadas anteriores, realizadas en el Bañado Norte, fueron detenidos 40 vehículos entre camiones y motocarros, cuyos responsables fueron notificados y sus antecedentes enviados al Juzgado de Faltas Municipales, para que se disponga la apertura de sumarios y, si corresponden, las multas correspondientes.

“Las multas son dispuestas por el Juzgado de Faltas Municipales una vez que se remiten los antecedentes de las intervenciones que realizamos. Existen, según la ordenanza 131/00, faltas leves, graves y gravísimas. En estos casos, se trata de faltas gravísimas y por ello las multas van de 20 hasta un máximo de 2.700 jornales”, concluyó.