Menu

Funcionarios Municipales notificaron a cuidacoches y limpia parabrisas que no pueden seguir con esas tareas en la vía pública

En la mañana de este lunes 24 de febrero la Municipalidad de Asunción, a través de funcionarios de distintas reparticiones de la institución, respaldados por la fuerza pública, procedió a notificar a limpiavidrios y cuidacoches, ubicados en diversas intersecciones de calles céntricas de la capital, en el sentido de que no podrán continuar con este tipo de actividades, otorgándoseles un tiempo de 48 horas para dar cumplimiento a lo notificado.

Cabe destacar que el procedimiento se realizó en forma pacífica y no hubo  actos de violencia ni de parte de los intervinientes como tampoco de los intervenidos.

Encabezó el operativo el director general de la Policía Municipal, doctor Enrique Chávez y contó con la participación de funcionarios municipales de las distintas reparticiones de la mencionada dirección general como agentes de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), quienes aprovecharon para intervenir, con motocicletas y grúas, removiendo todos  los vehículos estacionados en doble fila.

Participaron además funcionarios de la Policía Municipal de Vigilancia, a los que se irán sumando efectivos de otras reparticiones.

Se contó también con el apoyo de la Policía Nacional.

El Dr. Enrique Chávez explicó que las notificaciones se hacen en forma personal a cada cuidacoche o limpiavidrio, a quien se le pide primero su cedula de identidad.

“Si no posee el documento es llevado a la comisaria. Una vez hecha la notificación, dentro de 48 horas se volverán a realizar los controles.  Posteriormente se realizará una mesa de trabajo con los representantes de los cuidacoches, la Municipalidad de Asunción y el Ministerio del Trabajo, sobre el tema de la generación de nuevos empleos para estas personas”, señaló.

Con relación a la remoción con grúa que se hará en los casos de  doble estacionamiento y los que dejan sobre la franja de paso peatonal sus vehículos, indicó que esas infracciones  están contempladas en las ordenanzas y consecuentemente se hará cumplir la ley y cada vehículo en infracción será llevado a la playa municipal.

Mencionó que reciben una cantidad de denuncias diariamente y en base a las mismas actúan, asegurando que va a continuar con esta iniciativa de retirar los vehículos en faltas, los que serán derivados al corralón municipal.

Anunció que en 48 horas la Municipalidad procederá al despeje de los obstáculos colocados por los cuidacoches para reservar lugares a sus clientes como palos, cajas de manzanas, baldes y otros objetos, acciones que ya se venían combatiendo y que ahora se realizará con más vehemencia.

“Ya no se permitirá esa apropiación indebida de espacio público por parte de los cuidacoches”, aseveró.

Señaló que en caso que haya resistencia por parte de los informales se está trabajando en forma conjunta con el Ministerio Público y la Policía Nacional, para que todos los vehículos estacionados en doble fila sean retirados y llevados al corralón.

“Lo que se pretende es impedir más desórdenes en la capital, porque el desorden produce caos y con el caos vehicular perdemos todos”, manifestó.

Especificó que las zonas controladas en la mañana de este lunes fueron específicamente la esquina de Mariscal López y Perú, frente a la Catedral Metropolitana, donde el caos por el  estacionamiento es atroz.

Aclaró que donde los cuidacoches abundan se levantaron vehículos mal estacionados  por doquier, aparte de las notificaciones correspondientes.

“También realizamos intervenciones sobre la calle Palma  y Nuestra Señora de la Asunción, la zona del Parlamento Nacional,  la Costanera y la Avenida General Santos”, acotó.

Destacó que la Municipalidad de Asunción cuenta con un Centro Municipal de  Promoción Empresarial (CEMUPE),  que se encargará de organizar ferias de empleos para los cuidacoches y limpiavidrios, una vez que ya no estén en las calles.

“La Municipalidad tiene previsto dar participación también al Ministerio del Trabajo para elaborar proyectos viables y efectivos de accesibilidad a empleos.  Lo que no se puede seguir permitiendo es el atropello del que es víctima la ciudadanía por parte de los cuidacoches y limpiavidrios en los cruces más importantes, convirtiendo las calles de la ciudad en una jungla de asfalto donde triunfa el más fuerte”, concluyó.