Menu

Continúan los controles tendientes a lograr el uso adecuado de veredas en la avenida Eusebio Ayala

La Intendencia Municipal de Asunción, por una disposición de la Administración del intendente Óscar Rodríguez, realiza una gran inversión en las obras viales efectuadas sobre la avenida Eusebio Ayala, con la colocación de la nueva lamina asfáltica que dejó a nuevo la calzada, por donde se desplazan los vehículos con absoluta seguridad, más ahora que ya se van terminando los trabajos de señalizaciones verticales y horizontales, ajustadas a las más exigentes normas de seguridad vial, brindando informaciones precisas a los transportistas.

Y también la Administración Municipal quiere que esta seguridad se extienda a los peatones que siempre deben ser los privilegiados en la relación hombre – máquina, donde primero deben estar las personas.

Justamente en ese marco de la preocupación por la seguridad y la comodidad de los de a pie, se encomendó primeramente, a la Policía de Vigilancia Municipal, ejercer un control fr los negocios que, desaprensivamente, usan, sin ninguna autorización municipal, las veredas para exhibir sus mercaderías.

Esta realidad obliga a los transeúntes a tener que bajarse a la calzada, con el peligro que el hecho conlleva.

En ese marco, la Policía Municipal de Vigilancia, con su director, Ariel Andino, prosiguió, el pasado martes 22 de setiembre, con la intervención de comercios sobre la avenida Eusebio Ayala, en prosecución de los trabajos que se iniciaron el pasado sábado 12 de setiembre, para el fiel cumplimiento de la Ordenanza 16/92, específicamente en sus artículos 6º, 7º y 9º, que establece la obligatoriedad de contar con los permisos de venta en la vía pública y de la Ordenanza Nº 217/12, en su artículo 56º de “obstrucción al paso peatonal”.

Los comercios visitados por primera vez fueron solamente notificados y se les explicó a los responsables de las casas comerciales que existen ordenanzas específicas, detalladas más arriba, que en varios de sus artículos están incumpliendo.

Estas ordenanzas son las que regulan la venta en la vía pública y prohíben la obstrucción de las veredas para el paso de los peatones, por lo que a los propietarios de comercios notificados se les dio un plazo de 24 horas para pasar por la Municipalidad de Asunción y retirar los requisitos tendientes a regularizar su situación.

Cabe aclarar que la notificación no significa que recibirán automáticamente una sanción o multa, pero sí deben concurrir a la Municipalidad, antes de las 24 horas, para obtener los permisos correspondientes, caso contrario, para los recurrentes, se labra acta de intervención y se pasa los antecedentes al Juzgado de Faltas Municipal.

Los funcionarios municipales conversaron con los comerciantes a modo de concienciación, oportunidad en la cual les explicaron sobre la vigencia de las ordenanzas mencionadas, aclarándoles que diariamente reciben denuncias sobre obstrucción de veredas en la Dirección de la Policía Municipal de Vigilancia.

“Queremos que la seguridad vial alcance también a los peatones”, dijo Ariel Andino

El director de la Policía Municipal de Vigilancia explicó que esta intervención de los funcionarios municipales es a los efectos de que los comerciantes se formalicen, adecuándose a las normativas vigentes para que puedan trabajar tranquilos y sin contratiempos, salvaguardando los derechos de los peatones de transitar sin dificultades por las veredas.

“Así como el Municipio hizo una gran inversión para brindar la seguridad vial en el tránsito automotor por una de las principales vías de entrada y salida de la ciudad, como es la avenida Eusebio Ayala, quiere ahora, con estos procedimientos administrativos, primero, garantizar la seguridad personal de los transeúntes con veredas despejadas, por donde puedan caminar sin miedo a accidentes”, enfatizó.

Recalcó que la idea del Municipio es que la gente trabaje en armonía, formalizándose, y que la movilización de funcionarios para realizar estos controles obedece a las denuncias constantes de los vecinos y personas que habitualmente circulan por esta concurrida arteria.

Con los vendedores ambulantes

También otro grupo procedió al censo de los vendedores denominados ambulantes que están apostados sobre la avenida Eusebio Ayala, específicamente en el paseo central en las esquinas más importantes de esta arteria, donde muchas veces ponen en peligro sus propias vidas y la de terceras personas.

Se les explicó que existen ordenanzas que prohíben que sus productos estén expuestos en la vía pública, por motivos de higiene y salubridad, más en este tiempo de pandemia, por lo que se les ayudó a buscar lugares apropiados donde puedan acomodar sus mercaderías sin que dejen de trabajar.

“No sé busca perseguir a los trabajadores, solo lograr una mejor organización y que nuestras avenidas estén en orden”, fue la justificación esgrimida por el director de la Policía Municipal de Vigilancia, finalmente.