Menu

FALSAS SOLUCIONES DE DESINFECCIÓN PARA PREVENIR CORONAVIRUS PODRÍAN CAUSAR DAÑOS AMBIENTALES

La Municipalidad de Asunción, desde la Dirección General de Gestión Ambiental, se encuentra realizando labores de desinfección de sitios públicos como mercados y espacios de dominio público. En ese sentido, alerta sobre personas que aprovechan la sensibilidad social hacia la enfermedad del Coronavirus o COVID-19, para instar a la población a realizar acciones para supuestamente desinfectar veredas o lugares públicos, utilizando de manera indiscriminada cloro y otros desinfectantes, lo que podría derivar en daños al ambiente.

Algunos mensajes que se viralizan en grupos dd WhatsApp dicen: “POR FAVOR SE PIDE A TODA LA COMUNIDAD QUE SI LLUEVE TIREN EN SUS VEREDAS DETERGENTE y LAVANDINA , PARA QUE ASÍ VAYAMOS DESINFECTANDO LA CIUDAD ENTRE TODOS… DIFUNDIR”.

 

La lavandina es un producto que debe ser usado en base a indicaciones técnicas y bajo condiciones controladas, más aun en situaciones de emergencia donde las instancias técnico científicas nacionales como el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) e internacionales como la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) dictan y recomiendan, a cada país y sus instituciones, las medidas sanitarias justas y eficientes para salvaguardar a la población. Dichas instancias recomiendan, ante todo, el aislamiento social, implementar los protocolos de higiene y desinfección personales, domiciliarios e institucionales, a más de cuarentena de personas sospechosas.

No se recomiendan acciones cuya eficacia no tenga comprobación científica.

En estos momentos críticos es recomendable el buen uso y empleo de lavandina en dilución correcta y del detergente o jabones, dentro de los ámbitos domésticos por sobre todo, comunitarios e institucionales que correspondan, cuidando racionalizar al máximo estos insumos, atendiendo la grave situación económica y sanitaria a nivel nacional como internacional.

Se recuerda que el MSPyBS recomienda desinfectar con lavandina al 5% todo lo que estuvo en contacto con la persona que ingresó de la calle: picaportes de las puertas y las llaves utilizadas, cartera, billetera, el celular y superficies.

En cuanto a la Lavandina, la recomendación es que para llegar al 5% debe diluirse en agua (1 taza de lavandina y 9 tazas de agua). Este preparado puede cargarse en una botella de plástico con rociador y emplearse para la desinfección de objetos y superficies del hogar.

La Dirección General de Gestión Ambiental (DGGA) de la Municipalidad de Asunción advierte:

1- El uso desmedido del cloro puede ser nocivo para el ambiente y, por ende, la salud humana.

2- Sobre la toxicidad del Cloro se advierte que el hipoclorito de sodio (Lavandina) ocasiona:

  • Irritación ocular, orofaríngea, esofagial y quemaduras gástricas.
  • Corrosión a los metales.
  • Reacciona de forma tóxica con el amoniaco y ácidos (presente en los productos desinfectantes comunes), por lo que no deben hacerse mezclas de desinfectantes.
  • Producción de carcinógeno bis (clorometil) eter cuando se mezcla con formaldehído.
  • Producción de carcinógeno trihalometano cuando el agua es hiperclorinada (exceso de cloro).

3- El Art. 11º de la Ordenanza 408/14 “Gestión Integral de los Residuos Sólidos y Promoción de la Cultura de Basura Cero” reza que “Queda prohibido verter y/o disponer los residuos en estado líquido y/o sólido en paseos centrales, calles, avenidas, plazas, parques, arroyos y otros bienes del dominio público. Asimismo, está prohibido evacuar residuos sólidos a la red de alcantarillado sanitario o a través de raudales o corrientes de agua que se originen como consecuencia de lluvias o pérdidas de cañerías”.

Todos los líquidos arrojados a cauces de agua, desagües pluviales y otros afectan a los cursos de agua dulce y las napas de agua subterránea.

Un ambiente degradado y contaminado produce aguas de mala calidad que, a su vez, terminan repercutiendo en la salud humana y la capacidad de resiliencia de los territorios a los embates del cambio climático, así como de enfermedades como la pandemia COVID-19.

La ciudadanía debe atenerse a las indicaciones y recomendaciones de las instancias institucionales nacionales de salud pública, que son difundidas a través de los canales oficiales de comunicación. De esta manera, como ciudadanía consciente y como país, salir adelante y vencer a esta pandemia.