Menu

ASUNCIÓN FORTALECE ACCIONES EN TORNO A LA RESTAURACIÓN DE LOS BOSQUES URBANOS

El 21 de marzo fue proclamado como el Día Internacional de los Bosques por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siendo el 2013 el primer año en celebrarlo oficialmente. Desde la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción se recuerda la importancia del cuidado y restauración de los bosques urbanos.

Los bosques proporcionan una gran parte del agua potable a más de 1/3 de las ciudades más grandes del mundo. Los árboles actúan como filtros y nos proporcionan el agua limpia que es esencial para la vida. Es por ello que la Municipalidad de Asunción trabaja, desde el Departamento de Recursos Naturales y Adecuación Ambiental de la Dirección General de Gestión Ambiental, en el cuidado de los cursos de agua y en la protección del arbolado urbano, establecida en la Ordenanza Nº 340/13 de Protección de la cobertura arbórea de la ciudad de Asunción.

Mediante esta celebración se rinde homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques y se intenta generar conciencia al respecto. Cada vez que se celebra el Día Internacional de los Bosques, se alienta a los países a adoptar iniciativas en el plano local, nacional e internacional para la organización de actividades relacionadas con los bosques y los árboles, como, por ejemplo, campañas de plantación de árboles.

El tema elegido para el 2020 es: “Bosques y biodivesidad”.

BOSQUES URBANOS EN ASUNCIÓN

En Asunción se cuenta con una superficie verde de 23.274.713,03 m2, lo que equivale a 42,94 m2 de área verde por habitante, lo que incluye a áreas públicas como terrenos privados, según estudio elaborado en el año 2012.

Cabe destacar que los bosques son aliados frente al Cambio Climático y hacen que nuestras ciudades sean más sostenibles al enfriar el aire de forma natural y eliminar los contaminantes.
Además frenan la degradación de la tierra y combaten la pérdida de biodiversidad, al proporcionar hábitats a las plantas y los animales.

Los bosques además actúan como sumideros de carbono, absorbiendo el equivalente de aproximadamente 2.000 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Cuando se talan los árboles, liberan nuevamente este CO2 en el aire. La deforestación es, de hecho, la segunda causa principal del cambio climático, después de la quema de combustibles fósiles. Representa casi el 20 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, más que todo el sector de transporte a nivel mundial.