Menu

La Plaza Uruguaya ya luce orgullosa la estatua de Augusto Roa Bastos

El intendente capitalino Mario Ferreiro participó del Acto de Descubrimiento de la Estatua de nuestro laureado escritor Augusto Roa Bastos, que se erige en la Plaza Uruguaya, en la mañana de este martes 6 de junio, en el marco de los actos conmemorativos por el Centenario de su nacimiento.

Participaron también del acto el presidente del Congreso Nacional, senador Roberto Acevedo; el vicepresidente primero del Congreso Nacional, senador Eduardo Petta; la directora del Centro Cultural de la República El Cabildo y directora ejecutiva de la Comisión Nacional de Conmemoración del Centenario del laureado escritor, Margarita Morselli; el ministro de Cultura, Fernando Griffith; el autor de la estatua, escultor y ministro consejero de República Dominicana, Juan Gilberto Núñez; el director general de Cultura y Turismo de la Comuna Capitalina, Vicente Morales; los intelectuales Sergio Ramírez y Sergio Guerra, participantes del Congreso Roa Bastos 2017; los hijos del renombrado escritor Mirta y Carlos Roa; miembros de representaciones diplomáticas en nuestro país; integrantes de la Comisión Nacional de Conmemoración del Centenario de Augusto Roa Bastos y de la Fundación Roa Bastos; estudiantes de los Colegios Augusto Roa Bastos y Stella Maris y otras altas autoridades nacionales y municipales.

En la oportunidad el tenor José Mongelós entonó el Himno Nacional Paraguayo y la Banda Folklórica Municipal amenizó el acto con temas autóctonos.

La oportunidad también fue propicia para entregar la medalla Augusto Roa Bastos al Ministro Juan Gilberto Núñez, realizador de la estatua develada.

Margarita Morselli dio detalles del proceso para la concreción de la obra

La directora ejecutiva de la Comisión Nacional de Conmemoración del Centenario de Augusto Roa Bastos, destacó que la obra rinde homenaje a un ilustre ciudadano paraguayo.

Mencionó que en República Dominicana, ciudad de origen del escultor que tuvo a su cargo la estatua, y en el marco de su Feria Internacional del Libro dedicada a nuestro país, se ha develado la primera estatua de nuestro gran escritor.

“Estamos aquí para celebrar la culminación de una gestión que demandó un proceso de años para finalmente congregarnos en esta fecha con la satisfacción de poder demostrar la gratitud de su pueblo hacia un virtuoso creador de nuestras letras, en el año del centenario de su nacimiento.   Desde el inicio y hasta este día fue largo el camino recorrido, con la intención de afianzar lazos con la hermana República Dominicana, a través de la Fundación Luces y Sombras, cuyo presidente justamente es el escultor dominicano Juan Gilberto Núñez.  Quien por su gran amor al Paraguay ha realizado acciones que implican el rescate de nuestra memoria”, manifestó.

Autor de la obra resaltó que puso su alma y corazón en la realización de la escultura

Juan Gilberto Núñez, escultor y realizador de la escultura, aseguró que es una obra realizada con un profundo amor.

“Esto es un acto de amor, esto no es un acto mercantil, no es un acto de comercio, esto es un acto de amor, aquí ha primado el amor, el desinterés y el desapego.  Y creo que por eso yo puedo decir que me siento muy parte de este pueblo que me ha abierto las puertas para hacer esta cosa maravillosa y haría todo lo que me pidieran.  Porque este pueblo es uno de los pueblos más dignos, no solamente de América sino del mundo”, señaló.

Agregó que la obra “Yo El Supremo”, de Augusto Roa Bastos, le ayudó a conocer el Paraguay.

“Roa Bastos para mí, como ciudadano del mundo, fue quien primero me presentó al Paraguay.  Yo conocí Paraguay, cuando era un adolescente, a través de Yo El Supremo”, enfatizó.

Dio también detalles sobre la estatua del laureado escritor.

“Ahí está un Roa Bastos contemplativo, un Roa Bastos quizás con el dolor en el corazón de sus casi 50 años lejos de su tierra amada, distante pero no lejano, distante pero presente, escribiendo para su pueblo, escribiendo y contando, narrando el dolor de su pueblo.  Narrando lo que sentían los paraguayos con la opresión.  Qué maravilloso, Augusto Roa Bastos.  En sus ojos verán la profundidad de su pensamiento.  En la posición de su mano y su cara, muy típico en él, verán su paz, verán la forma alta de él de contemplar la vida y de él tener que sufrir por esas estaciones, esos estadios que todo que ha sufrido el exilio ha tenido que pasar”, sostuvo.

Intendente Ferreiro enfatizó en la necesidad de leer a Roa Bastos

El jefe comunal capitalino insistió en que la mejor forma de honrar a nuestro laureado escritor es leyéndolo.

“Simplemente quiero repasar el concepto de que a Roa, además de este tipo de homenajes, tenemos que rendirle el homenaje diario de leerlo.  La magia de Roa Bastos está en sus libros, en sus cuentos, en sus novelas e incluso en sus poemas tempranos.  ¿Quién no ha disfrutado del Baldío?  Cuánto todavía sigue vigente del Baldío.  Cuánto nos enseña de la realidad social e incluso política del Paraguay un cuento como ese.  Cuántos niños todavía van a ser encontrados en baldíos en el Paraguay, hasta que tengamos verdadera justicia social.  Eso es lo que Roa nos interpela a través de su obra”, aseguró.

Aprovechó también para referirse a su magistral obra Yo El Supremo.

“Ni qué decir de ese estudio magnífico del poder totalitario que es El Supremo, donde no hay nomás una referencia a los históricos dictadores de la región sino también una suerte de convocatoria a la auto reflexión de cuántos supremos habemos también en nuestras casas, en nuestros trabajos, en nuestra relación con los demás, con el otro.  Cuántos Supremos todavía habitan en el interior de cada paraguayo y que deberá, seguramente, ir liberando nuestra manera de convivir.  Qué mucho podemos aprender del Trueno entre las Hojas.    Cuánto podemos aprender de la historia de los mensúes.  Cuánto nos enseña Roa Bastos incluso en sus entrevistas periodísticas, publicadas en decenas y decenas de diarios y revistas, tanto nacionales como extranjeras.  Ahí está Roa Bastos”, acotó.

Agregó que estas últimas vacaciones de verano aprovechó para leer Madame Sui.

“Era un libro que yo no había considerado, la obra de Roa es tan vasta, hay que releer además El Supremo, hay que analizar de vuelta El Trueno, hay que bucear en sus cuentos.  Y dije, Madame Sui no leí, nunca y está llegando el centenario.  Y disfruté de esa niña desplazada, hija de una emigrante oriental, con la picardía que tenía Roa para escribir magistralmente, incluso las historias mínimas.  Y con esa vinculación de la Madame Sui con el poder político clásico paraguayo, que se ejerce a veces hasta con violencia.  No es el mayor Roa, el mayor Roa está en su gran obra pero también en sus obras postreras, en sus obras finales, en sus divertimentos periodísticos y literarios, en sus ensayos jeroglíficos también aparece el genio”, manifestó.

Concluyó mencionando que en las obras de Roa aparece el Paraguay profundísimo.

“Ese Paraguay que cuesta tanto explicar con palabras, lo hacía el maestro.   Por eso, mucho se hablará y un monumento justificará esa orfandad de tantos años de un hombre al que todavía, hace algún tiempo, se lo expulsaba del Paraguay como un delincuente.  Pero el verdadero homenaje estará siempre en las páginas inmortales de su obra”, reiteró.

Ministro de Cultura indicó que se honró una deuda de años con el escritor

A su turno el ministro Fernando Griffith mencionó que de esta forma se paga una deuda enorme con el escritor.

“Estoy muy feliz porque hoy estamos pagando una deuda enorme, no solamente histórica sino educativa”, manifestó.

Agregó que el desarrollo de la educación tiene que ver, definitivamente, con el desarrollo de la conciencia.

“Y se revela de formas muy claras a través del desarrollo del respeto, del desarrollo de la responsabilidad y de otros valores que tienen que ver con que este pueblo finalmente abra los ojos, se valore a sí mismo, a través de la valoración de personas como Augusto Roa Bastos”, sostuvo.

Aprovechó para anunciar que el ministerio a su cargo acaba de concluir un documento denominado Decálogo de la Cultura del Paraguay.

“Es un documento que nos llena de esperanza y que tiene apenas una página.  Mirando la vida de Augusto, casi podemos dibujar lo que fue su vida a través de este documento.  Él también sirvió de inspiración para construir este documento.  Es un documento que habla y rediseña nuestra identidad”, señaló.

Recalcó que existía mucha necesidad de honrar la memoria de Augusto Roa Bastos con este tipo de homenajes.

“Honrar es valorar a la gente en su justa medida, en la medida total.  Hoy honramos a alguien que vivió lo que decía y por eso dejó una huella en todos nosotros.  Es un orgullo para nosotros y por eso hoy lo honramos”, recalcó.

Presidente del Congreso Nacional valoró el reconocimiento

El senador Roberto Acevedo manifestó que de esta forma se rinde un justo reconocimiento a nuestro escritor más universal, Premio Cervantes, Augusto Roa Bastos.

“En nombre del Congreso de la Nación manifiesto la profunda emoción que sentimos al celebrar el Centenario del Nacimiento del Autor del Trueno Entre las Hojas, Hijo de Hombre y Yo El Supremo, por citar su trilogía más conocida”, indicó.

Especificó que la estatua fue erigida a iniciativa del Centro Cultural de la República El Cabildo, extensión cultural del Congreso.

“Hoy es una realidad gracias a un acuerdo entre la Fundación Luces y Sombras de República Dominicana y de la creación de su presidente, el escultor dominicano, Juan Gilberto Núñez, a quien expreso mis más sinceros agradecimientos”, finalizó.

La Plaza Uruguaya ya luce orgullosa la estatua de Augusto Roa Bastos

La Plaza Uruguaya ya luce orgullosa la estatua de Augusto Roa Bastos