Menu

Participantes del Curso de Formador sobre Cuidado del Desarrollo Infantil recibieron sus correspondientes certificados

El intendente capitalino Mario Ferreiro entregó certificados a los participantes del curso de formador de formadores sobre Cuidado del Desarrollo Infantil (CDI), en la mañana de este jueves 29 de noviembre, en el salón de actos del Instituto Municipal de Arte (IMA).

Participaron también del acto la directora de Promoción de la Participación Ciudadana, Yanik Villasboa; la directora de Niñez y Adolescencia, Nilda Mellid; la jefa del Departamento de Educación, Inés Perrota; el director del Instituto Municipal de Arte (IMA), Tito Jara; el director de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), Óscar Leguizamón; la representante de la Dirección General de Educación Inicial del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Norma Galindo; coordinadores de centros municipales y otras altas autoridades municipales.

De estos cursos participaron promotores sociales de los centros municipales, quienes fueron capacitados en prácticas de cuidados a infantes, para luego extenderlas a otras personas de su comunidad.

Asimismo, madres de diferentes sectores de la ciudad concluyeron un proceso de capacitación de estimulación temprana y cuidado del niño y la niña, mediante prácticas con sus propios hijos.

Esta capacitación está enmarcada en el proyecto de Cuidado de la Niña/o, que cuenta con el apoyo de UNICEF.

Los talleres realizados fueron teóricos y prácticos y contemplaron desde tópicos sobre la conexión afectiva y efectiva, la mirada, el tacto y la nutrición por medio del amamantamiento, los juegos y formas de interactuar en las diferentes etapas del desarrollo del niño/a.

Las capacitaciones se realizaron en la zona de influencia de los centros municipales números 2 “Oñondivepá”, 3 “Jopoi”, 4 “Mburucuyá”, 5 “Koeti”, 7 “Marangatú”, 8 “Tenondeté” y 10 “Ñepytyvo Jovai”.

Además se extendió a madres trabajadoras del Comedor Municipal Guillermo Ocampo, del Mercado Central de Abasto, del Comedor Pelopincho y de la Pastoral Social del barrio Chacarita.

De acuerdo al “Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo” de UNICEF, en los primeros 1000 días de nacimiento del niño o la niña, se sientan las bases de los valores que determinarán el comportamiento social en su adultez. Estas bases se componen por la atención y la nutrición que reciben en esta primera etapa de la niñez.

Intendente Ferreiro destacó la atención municipal a la Primera Infancia

En la oportunidad el jefe comunal capitalino destacó que desde el inicio de su gestión al frente de la Comuna, ha sido una prioridad fortalecer las políticas de desarrollo infantil, que lleven a mejorar sustancialmente la calidad de los servicios municipales.

“A pesar de que hemos dado grandes pasos en ese campo a nivel municipal, estamos conscientes de que aún queda mucho camino por recorrer, para poder implementar políticas públicas municipales para el verdadero desarrollo infantil, que integre las familias y los cuidadores de niños en el fortalecimiento de su crecimiento”, enfatizó.

Explicó que como parte de ese trabajo se entregaron certificados a madres, cuidadoras, promotores sociales y a funcionarios municipales, que culminaron con éxito este curso de capacitación, que les permitirá convertirse en multiplicadores de estrategias, para un mejor cuidado de los niños y niñas de nuestra comunidad.

Agradeció a UNICEF por el apoyo a este proyecto en particular, en su primera etapa, dejando capacidades municipales instaladas que permitirán darle continuidad.

“Desde el Gobierno Municipal estamos abocados en desarrollar acciones para la Primera Infancia, que garanticen el derecho de supervivencia, protección y desarrollo de todos los niños de la ciudad, desde sus primeros meses de vida”, recalcó.

Aprovechó para renovar el compromiso de profundizar este esfuerzo y así llegar a los territorios a los que aún no se ha podido hacerlo, hasta cumplir con la meta de convertir a Asunción en una Ciudad Protectora de la Primera Infancia.

“A todos los colaboradores municipales y a los nuevos formadores que hoy recibieron sus certificados, multiplicadores del cuidado en la Primera Infancia, les quiero decir, sinceramente, que estamos orgullosos de ustedes”, concluyó el intendente dirigiéndose a los participantes del curso.

Jefa del Departamento de Educación de la Comuna profundizó sobre los alcances de las capacitaciones

Inés Perrota manifestó que el grupo que recibió en la fecha sus certificados, forma parte de la segunda promoción de formadores.

“En el año 2017 iniciamos este proceso de formación a formadores, que fueron, básicamente, promotores sociales de algunos centros municipales. Con el equipo del Departamento de Educación y con este primer grupo de formadores del año 2017, iniciamos, este año, un proceso de expansión de la formación, para poder llegar con ellos a más territorios de Asunción”, resaltó.

En ese marco indicó que este año llegaron a los barrios Roberto L. Petit, Loma Pytá, Pelopincho, como también al Mercado de Abasto y Pastoral Social, que cubrió una población de la zona de la Chacarita.

“Es así que llegamos a madres y lideresas de las comunidades, como para formar y dejar en la comunidad esta capacidad, para poder continuar con este proceso de expansión. La idea para el año que viene es completar los tres centros municipales que nos quedan pendientes, para la formación de promotores sociales y avanzar con este grupo a otros territorios. Y existe el compromiso de estas madres lideresas de hacer la promoción de cuidado del desarrollo infantil en sus propios territorios, para así llegar a más familias de la misma zona”, enfatizó.

Mencionó que el curso consiste en clases teóricas y prácticas.

“De manera que los participantes de los cursos hacen sus prácticas en sus comunidades, con familias o madres y sus bebés. Y esto ha tenido un efecto muy interesante porque se ha podido ver, en concreto, la aplicación de las pautas y las prácticas que hay que tener en cuenta y el valor que tiene la estimulación en este período de los 1.000 primeros días de los niños. O sea, cómo la estimulación, el juego, la conexión, la interacción con nuestros niños, aunque sea, cinco a diez minutos por día, permite al infante acelerar este proceso de conexión de neuronas y desarrollo, en los distintos componentes que tiene la infancia. Es decir, desde lo cognitivo, lo socio afectivo, sicomotriz y el lenguaje, fundamentalmente”, concluyó.