Menu

Técnicos del INAN certificaron que los restos alimenticios del bloque siniestrado del Abasto deben ser eliminados

La comitiva de Salubridad integrada por técnicos de la Dirección de Defensa al Consumidor de la Municipalidad de Asunción y del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), ingresó este miércoles 8 de noviembre, en horas de la mañana, en el siniestrado “Bloque “C” del Mercado de Abasto, para verificar el estado de los alimentos almacenados que quedaron en las heladeras y congeladoras existentes en los negocios de los permisionarios.

Luego de la verificación sanitaria, los técnicos de ambas instituciones certificaron que  los alimentos encontrados en el siniestrado espacio no están aptos para el consumo, por lo que deben ser destruidos en su totalidad  y su disposición final realizarse en un sitio especial.

Participaron del operativo por la Comuna Capitalina la jefa del Departamento de Salubridad, dependiente de la Dirección de Defensa al Consumidor, Lic. Carla Lacarruba; la jefa de la Unidad de Productos Procesados, Lic. María Cristina Sosa y el jefe de la Unidad de Productos Naturales, Crescencio Nalerio,

Por el INAN estuvieron los licenciados Diego Toñánez y Carolina Maciel, de la Dirección de Inocuidad y Control de Alimentos de esa institución.

La Opinión de los Técnicos

El Lic. Diego Toñanez de la INAN informó que el propósito era interiorizarse en qué condiciones se encontraban los productos alimenticios y en especial su grado de deterioro.

“La magnitud del incendio fue tanta que prácticamente todos los productos alimenticios fueron devastados por el fuego, es decir, totalmente consumidos.  Lo que nosotros vamos a hacer y dejar constancia en un acta es  que estos alimentos deben ser destruidos, ya que de por sí la mayoría de estos productos están incinerados y los que no están en estado de descomposición.  Sabemos que hay comerciantes  que pensaban o creían poder recuperar parte de estos productos y eso es imposible”, aseguró.

Por su parte la Lic. Carolina Maciel de la INAN fue tajante al decir que nada de lo existente  en el bloque “C” puede ser aprovechado para el consumo.

“Al contrario, debe ser eliminado en corto tiempo.  Si no están quemados están destruidos”, recalcó.

A su turno la Lic. María Cristina Sosa, jefa de la Unidad de Productos Procesados de la Comuna Capitalina, enfatizó en que el consumo de cualquiera de los productos alimenticios allí encontrados constituyen un peligro para la salud.

“Están en tan mal estado que constituye un peligro para la salud, ya empieza a ser toxico para el medioambiente, es tan grande el estado de descomposición que ya están hinchados, quemados, destruidos, lo único que se puede hacer es proceder a su destrucción”, sostuvo.

Crescencio Nalerio, Jefe de la Unidad de Productos Naturales de la Comuna, manifestó que los restos deben ser destruidos porque ya constituyen un problema para el entorno en sí, principalmente los comerciantes que rodean el lugar con sus productos.

La  Lic. Carla Lacarruba, jefa del Departamento de Salubridad, resaltó la presencia de los técnicos  del  INAN.

“Fue muy importante la presencia de la gente del INAN para que puedan certificar el riesgo que constituye este lugar, tanto para el medioambiente, como para las personas que están en los alrededores”, resaltó.

Agregó que se puede notar la gran cantidad de moscas que cada vez crece en número por los alimentos en descomposición.

“Ya no hay nada que se pueda recuperar y lo que resta es la limpieza total del bloque”, aseveró.

Procedimiento para la limpieza

El director de la Comisión de Crisis del Mercado de Abasto y director general del Área Social, Dr. Iván Allende, señaló que ahora que ya se cuenta con la certificación del INAN y del Departamento de Salubridad de la Comuna, más el informe de la Dirección de Obras Particulares del Municipio, a cargo del Ing. Carlos Halke, se procederá a elaborar la hoja de ruta para proceder a las intervenciones de limpieza.