Menu

Máquinas tragamonedas requisadas de la vía pública por no contar con permiso municipal fueron destruidas en la Municipalidad de Asunción

Máquinas tragamonedas que fueron requisadas tiempo atrás por funcionarios del Departamento de Juegos de Azar,  dependiente de la Dirección de Recaudaciones de la Municipalidad de Asunción, por no contar con la correspondiente autorización municipal, fueron destruidas en la mañana de este miércoles 15 de julio, en uno de los estacionamientos de la Comuna Capitalina.

En su momento fueron 45 las máquinas tragamonedas requisadas, aclarándose que 33 de esos aparatos desaparecieron de los depósitos municipales, lo que motivó una investigación municipal y judicial, con la apertura de los correspondientes sumarios administrativos.

Ambas investigaciones aún están en curso para determinar a los responsables de este ilícito.

Este hecho llevó a apurar los trámites para finalmente proceder a la destrucción de los 12 aparatos que quedaron de la requisa anterior, lo que sucedió esta mañana.

Los tragamonedas estaban instalados de forma irregular y sin autorización municipal en espacios públicos de la ciudad y eran utilizados principalmente por niños y adolescentes.

César Ortellado es el nuevo jefe del Departamento de Juegos de Azar

El nuevo jefe del Departamento de Juegos de Azar de la Comuna, César Ortellado, señaló que tienen expresas directivas del intendente municipal de Asunción, Óscar Rodríguez, de perseverar en la lucha para erradicar estos puestos de tragamonedas de la ciudad, más aun teniendo en cuenta que su efecto negativo puede dañar a niños y adolescentes en condición de vulnerabilidad, como sucede normalmente.

Dijo que en un día retiran de la vía pública 10 tragamonedas y al otro día aparecen 11 nuevas máquinas, por lo que la lucha es intensa y aclaró que continuarán sin descanso.

“Las instrucciones de nuestros jefes es de no bajar la guardia, porque a nadie escapa que detrás de esto hay otras actividades turbias que también se deben combatir.  Además, en esta fase de la cuarentena por el coronavirus, no se permiten aun los juegos de azar bajo ninguna circunstancia”, precisó.

Agregó que las irregularidades son muchas, desde el momento en que las aglomeraciones en torno a estas máquinas están prohibidas por la ley sanitaria.

Recordó además que la Ordenanza Municipal Nº 451/14 regula la instalación de máquinas de juegos de azar y prohíbe que estén ubicadas en la vía pública.

“Solamente pueden funcionar en locales cerrados como casinos, bares y casas de juegos autorizadas pero únicamente para adultos y controlados por la Municipalidad y el Ministerio Público”, refirió.

Procedimiento de Incautación de tragamonedas

Puntualizó que el procedimiento para la incautación de estas máquinas consiste en que una vez que se hagan las denuncias, se constituye en el lugar el personal del Departamento de Juegos de Azar para verificar si las personas tienen el permiso municipal pertinente.

“Y al constatar que no tienen, procedemos al retiro de los mismos, toda vez que estén en lugares públicos, porque si están en recintos privados necesitamos orden de allanamiento.  Una vez individualizados a los responsables, derivamos al Juzgado de Faltas para la multa pertinente, a razón de la falta municipal e igualmente derivamos al Ministerio Público para la cuestión del hecho punible que constituye la explotación ilegal clandestina de estas máquinas”, explicó.

Acotó que para la Municipalidad de Asunción, como institución, es importante esta lucha para sacar e inutilizar estas máquinas tragamonedas de la vía pública, por considerar que son elementos distractores de la atención de los menores.

“Muchos niños y adolescentes, trabajadores de la calle, lo poco de dinero que consiguen depositan en estos aparatos, con la esperanza de ganar y lo único que logran es ingresar a temprana edad al espiral del vicio que conduce al delito, lo que se tiene que evitar desde las instituciones del Estado”, concluyó.