Menu

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue recordado en la Municipalidad de Asunción

El intendente de Asunción, ingeniero Óscar Rodríguez, participó del Acto por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, realizado en la mañana de este miércoles 25 de noviembre en la sede central de la Comuna Capitalina, organizado por la Dirección de Políticas de Género.

Asistieron también la vicepresidenta de la Junta Municipal, concejala Fabiana Benegas de Sánchez; la presidenta de la Comisión de Equidad de Género, concejala Sandra Benítez Albavi; el concejal Gabriel Calonga; la directora de Políticas de Género, Blanca Doncel y otras altas autoridades municipales.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se celebra cada 25 de noviembre, desde el año 1961, en recordación de la muerte de las hermanas Mirabal, acontecida en República Dominicana, bajo el gobierno del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Eran tres hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, luchadoras en contra de la tiranía y ese día también el régimen Trujillista mató a una cuarta hermana, Bélgica Adela, quien no era activista política

Las hermanas Mirabal fueron víctimas de la violencia de género, por lo que esta fecha fue estipulada en el Congreso de Mujeres Latinoamericanas que se realizó en 1981 y, en 1993, la Asamblea General de la ONU aprobó asociar este trágico suceso de la historia con la lucha por la eliminación de la violencia contra la mujer.

Finalmente, en el año 2000, la ONU declaró oficialmente el día 25 de noviembre de cada año como “El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”.

Directora de Políticas de Género destacó que concientizan a la ciudadanía para no ejercer violencia en contra de la mujer

En la oportunidad Blanca Doncel manifestó que, en el marco de los 25 años de creación de Mercociudades, cuya presidencia ocupa el intendente Rodríguez, y cuya sede está en Asunción, se realizó un congreso con temática de género.

Destacó además que la dirección a su cargo trabaja en la concientización de la no violencia contra la mujer en puntos específicos de la ciudad, con acompañamiento psicológico y legal, y con entidades de gran solvencia que apoyan el proyecto, como la Corte Suprema de Justicia y la Universidad Americana.

Puntualizó que este tipo de servicio se presta en zonas carenciadas como el Barrio San Francisco y en el local del CAMSAT (Centro de Ayuda Mutua Salud para Todos) del bañado Tacumbú.

Anunció que próximamente, y por disposición del jefe comunal capitalino, se habilitará otro centro de asistencia en el local de la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA).

Agregó que es deseo de su dirección extender la asistencia a todos los barrios de la capital, pero que la pandemia del COVID les jugó una mala pasada, ya que este año no pudieron llegar a las escuelas y colegios con el trabajo de concienciación sobre la no violencia en contra de la mujer.

Intendente Rodríguez afirmó que no se debe permitir ningún tipo de maltrato en contra de la mujer

Por su parte el jefe comunal capitalino señaló que este día internacional en contra del maltrato contra la mujer hay que dimensionarlo de manera triste, porque todavía hay muchísimos casos, lamentablemente.

“El maltrato no es solamente físico, el maltrato es verbal y es psicológico.  Muchas veces el maltrato psicológico o verbal deja secuelas más profundas que el físico, que inclusive puede llevar hasta al suicidio de la mujer”, enfatizó.

Se refirió igualmente que a que el maltrato físico es deplorable, cuando muchas víctimas se acostumbran y hasta justifican los abusos a las que son expuestas, por tantos daños psicológicos y morales previos.

En un momento relató una anécdota que le tuvo de protagonista en la vía pública, donde la mujer agredida físicamente por su pareja, a quien auxilió, le increpa duramente por haberse metido en un pleito que no era de su incumbencia, ejemplificando con esto hasta qué punto, en ocasiones, llega la degradación y la sumisión de las víctimas.

Habló asimismo sobre la importancia de la educación en la formación de los seres humanos, por lo que se debe erradicar las enseñanzas autoritarias y patriarcales, donde el hombre es el sujeto dominante de una relación de pareja, mencionando la célebre frase que dice que “a una mujer no se le debe castigar ni con el pétalo de una rosa”.

Recordó a los hombres que todos provenimos de una mujer y que por ese solo hecho ya merece un respeto especial.

Ahondó además en lo nocivo que es para la sociedad la violencia por omisión y que consiste en el silencio de los que conocen de situaciones concretas de este tipo pero que no se deciden a intervenir para parar la ola de ofensas y castigos en contra de la mujer, ya sea por egoísmo o cobardía, por lo cual recalcó que se debe cambiar de chip al respecto.