Menu

Emprendimientos de construcción sostenible cuentan con incentivos tributarios para ese tipo de obras en Asunción

El pasado viernes 4 de mayo, en el Centro Paraguayo Japonés se realizó una conferencia de prensa con la finalidad de dar a conocer los alcances de la Ordenanza Municipal 128/17 que regula y establece las normas sobre la construcción sostenible para Asunción así como los incentavos para impulsar este tipo de construcciones en la capital.

De la jornada participó el intendente de Asunción, Mario Ferreiro; la ingeniera Gabriela Mezquita, presidenta del Consejo Paraguayo de Construcción Sostenible; el concejal Federico Franco Troche; el concejal Rodrigo Buongermini; el director general de Desarrollo Urbano, arquitecto José Segalés; Lilian Martínez de Alonso, directora general del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología y varios profesionales de los gremios de ingenieros y arquitectos.

Una herramienta que necesita la ciudad

El intendente capitalino dijo que contar la Ordenanza 128/17 constituye un momento histórico para la ciudad ya que es un proyecto que estaba en trámites desde antes de que asumiera en la administración.

“Esto  demuestra lo difícil que resulta plasmar una idea, por mas buena que sea, y llegar a la concreción práctica de una ordenanza que es una herramienta legal que necesita la ciudad para poder ir adelante con estas transformaciones”, aseguró el jefe comunal.

Ferreiro agradeció la presencia de la titular del INTN como un aval de calidad y seriedad para lograr verdaderos cambios de paradigma en la ciudad.

“Hay que reconocer que el trabajo político que a veces está tan desprestigiado, es el único  camino. Hay que debatir en las bancadas, convencer de que la idea es innovadora y que constituye  un estímulo para el cambio, cuyo  órgano rector es la Municipalidad de Asunción en materia de construcción”, resaltó.

El Intendente explicó que la problemática urbana, en realidad es un problema del Área Metropolitana, mucho más denso y complejo que  la ciudad de Asunción y sus límites. Pero como la ciudad es cabecera de ese conglomerado tiene que dar el ejemplo.

“Es difícil explicar a la gente que en realidad en Asunción no somos una ciudad de 520.000 habitantes sino que a esta hora somos una ciudad de 2 millones de habitantes. Es difícil hacer entender que el problema del tránsito está vinculado a 600.000 vehículos que entran a la ciudad  todos los días”

Alentó a todas las empresas del ramo de la construcción y la arquitectura a hacer uso de la herramienta que constituye la Ordenanza 128/17 y anheló que esta experiencia se replique en otras ciudades igual de pujantes como Encarnación o Ciudad del Este. “Ese es nuestro desafío”, concluyó.

Ir reduciendo impactos negativos en la construcción

 A su turno, Gabriela Mezquita, presidenta del Consejo Paraguayo de Construcción Sostenible se mostro contenta por iniciar este proceso que incentiva a las construcciones sostenibles en la capital “y ser la primera ciudad que impulsa un cambio en la forma en que concebimos proyectos y obras buscando reducir los impactos negativos de los procesos de obras en su entorno y reducir los problemas de los servicios públicos”.

Desde el enfoque de la Ordenanza 128/17 se busca el desarrollo de proyectos que analicen el diseño pasivo de  superficies de pisos o de  techos. Igualmente de superficies verticales de exteriores para evitar que la misma  en verano absorba calor o absorban frío en el invierno, mejorando el confort sin necesidad de reducir o sin necesidad de tener altos costos operativos  en construcciones que tienen que tener los altos equipos de climatización permanentemente prendidos.

“Buscamos obras  que reduzcan el efecto calor en las construcciones  durante la noche y que hacen a las ciudades más calientes.

Construcciones que se hagan cargo de sus aguas pluviales, buscamos reducir el importante problema de las inundaciones, de los raudales que tenemos y que las construcciones realmente reutilicen un recurso como antes, el proyecto del agua que perdimos el valor que tiene.

Considero que a lo largo del un sinfín de reuniones en los últimos 4años, con los equipos técnicos de elaboración de las normas paraguayas de construcción sostenible hemos discutido y consensuado cada uno de los requerimientos que hoy están plasmados en la ordenanza”, señaló la Ing. Mezquita.

Agradeció así mismo el apoyo del INTN que cumplió en otorgar el rango de Comité Técnico de Normalización  al Consejo Paraguayo de la Construcción Sostenible desde donde se pudo impulsar la elaboración de las 5 normativas que han dado el sustento técnico de la ordenanza.

Un gran desafio, dijo el concejal Franco

El concejal Federico  Franco Troche, dijo que esta normativa de la construcción es un desafío muy grande en relación a lo que debemos enfrentar ahora teniendo en cuenta el proceso de urbanización que vivimos.

“En este momento, sobre todo en Asunción  como cabecera de un sistema metropolitano,  que absorbe prácticamente el 80 por ciento  de la población que vive en ciudades del Paraguay,  la exigencia es aún mayor. Hay que pensar que estas herramientas no van a ser una panacea a la problemática de lo que significa este modelo de urbanización. Queremos   aportar a esta transformación de los paradigmas con los cuales  vamos a ocuparnos del territorio  y vamos construyendo y haciendo ciudad”, concluyó.