Menu

Se abre una etapa de esperanzas para concretar el ansiado proyecto del Plan Maestro de la Franja Costera de Asunción

Una importante reunión, de manera virtual, se realizó, en la mañana de este jueves 2 de julio, entre el Intendente Municipal de Asunción, ingeniero Óscar Rodríguez y las autoridades del Banco Mundial, oportunidad en la cual trataron sobre la reactivación del Plan Maestro de la Franja Costera, que data del año 1993.

Una de las participantes fue la Representante Residente en Paraguay del Banco Mundial, Matilde Bordón, como también consultores de la mencionada entidad crediticia.

Acompañó al Intendente Rodríguez, de manera presencial en su despacho, el Asesor de Gabinete, Raúl Pintos.

Como es sabido, en todo este tiempo el Plan Maestro de la Franja Costera de Asunción nunca terminó de armarse, por distintas razones, algunas veces por causas originadas en la Comuna Capitalina y otras en el Poder Ejecutivo.

Cabe destacar que este es el momento en que el Ministerio de Hacienda reaviva el proyecto y moviliza a todos los sectores a que participen del plan, donde, por supuesto, están la Municipalidad de Asunción y el Banco Mundial, que será financista del proyecto.

Es importante mencionar que luego de la reunión virtual entre las autoridades municipales y las del organismo internacional, se abre una nueva etapa para dar continuidad a la serie de proyectos que deben ejecutarse dentro del Plan Maestro de la Franja Costera.

El Plan Maestro comprende aproximadamente 15 proyectos en toda la extensión de la Franja Costera de Asunción, es decir, desde el Bañado Norte, el Bañado Sur, incluyendo la Chacarita Alta y Baja, Banco San Miguel, los nuevos edificios públicos del Puerto, luego el bañado Tacumbú, Cateura, entre otros.

En tal sentido, Raúl Pintos aclaró que ahora se está estudiando iniciar las obras en un proyecto que contemple a cuatro de estos planes, integrados en uno.

“La propuesta de integración pasa por la intervención del Banco San Miguel, Parque Caballero, la reconversión del Centro Histórico de Asunción y el barrio habitacional Ecosistema. Estas cuatro intervenciones se podrían hacer al mismo tiempo”, explicó.

Aseguró que la Municipalidad de Asunción es actora principalísima en el emprendimiento, pues es dueña de todos los terrenos en donde se deben ejecutar las obras, donde el dinero será puesto por el Gobierno Nacional, por lo que es la otra parte importante del proyecto, contándose para tal fin con un préstamo del Banco Mundial.

“Para estos cuatro primeros proyectos la financiación orillaría los 60 millones de dólares aproximadamente”, puntualizó.

 

Las soluciones sociales están contempladas en el proyecto global

Raúl Pintos indicó que ya existe una mesa de trabajo interinstitucional conformada, que ya viene trabajando en el tema, que está compuesta por representantes de la Municipalidad de Asunción, del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), del Ministerio de Hacienda, del Ministerio de Desarrollo Social, de la Presidencia de la República, del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC y de las firmas consultoras del Banco Mundial.

“Esta mesa de trabajo activa los miércoles y lo que se quiere es conformar un Organismo de Gestión, que debe ser aprobado por el Congreso Nacional, que será un blindaje político para que tenga mayor consistencia en su funcionamiento y pueda tener éxito en el futuro, tanto para el Gobierno Central como para la Municipalidad de Asunción, teniendo en cuenta que son proyectos de largo aliento y trasversal a varios futuros gobiernos nacionales y municipales”, enfatizó.

Aclaró que no existe aún fecha de inicio de las obras pues existen varios aspectos que deben ser establecidos, como la creación de leyes especiales.

“Existe la voluntad política y el esfuerzo de los profesionales técnicos, con trabajos ya terminados, en el caso de los cuatro primeros proyectos, que tienen ya concluidos el diseño y la proyección urbanística, que muestran la capacidad de los arquitectos e ingenieros que estuvieron elaborando el material”, resaltó.

Mencionó que estas obras están pensadas también para los pobladores que habitan hoy los bañados de Asunción, teniendo en cuenta que contemplan contar con los componentes adecuados para eliminar o controlar los efectos nocivos de las inundaciones.

“Esto significa que existen muchos beneficios para los habitantes de estos sitios, con la construcción de viviendas dignas, que tendrá un gran impacto social”, manifestó.

Recalcó que esta postergada iniciativa tendrá un efecto urbanístico en el Centro Histórico; un efecto ecológico en el Banco San Miguel y consecuencias sociales en los bañados.

“En síntesis, es un proyecto que tendrá un fuerte impacto en la capital y en todo el país, cuando comience la construcción de las obras”, detalló.

Destacó que este proyecto se activa nuevamente porque existe la voluntad política y el deseo de hacer obras para el pueblo, tanto del Gobierno Central como de la Intendencia y la Junta Municipal.

“El Banco Mundial ve la seriedad y la vocación de trabajo de los actores políticos, por eso vuelve a vigorizar y articular las gestiones tendientes a su concreción, aparte de la gran necesidad que significan para la ciudad de Asunción estos emprendimientos”, concluyó.