Menu

Municipalidad tiene una deuda flotante de 16 millones de dólares

Una deuda flotante de aproximadamente 16 millones de dólares se estima tiene la Municipalidad de Asunción, anunció el intendente capitalino Mario Ferreiro en la mañana de este lunes 21 de diciembre, aclarando que en principio no se trata de un faltante.

“Hay gente que habló de faltante pero es peligroso decirlo así porque en realidad es una deuda flotante.  Las deudas siempre tienen una justificación contable.

Todo aquello que no tenga justificación sí podría ser un faltante que podría ser objeto, por qué no, de una investigación judicial pero por el momento lo que tenemos es una deuda, es lo que se debe”, indicó.

Agregó que en la mayoría de los casos que ya le tocó la oportunidad de revisar, esas deudas  son por decenas de motivos como compra de insumos, provisión de asfalto, provisión de servicios, préstamos financieros para pagos de personal.

“Entonces, una vez que se deslinde lo que compone esa deuda flotante podemos saber si todo está justificado debidamente desde el punto de vista contable o si hay faltantes imposibles de explicar y que por lo tanto sí ahí puede hablarse de algún tipo de dolo, por ahora no”, recalcó.

Consultado si en cuánto tiempo se tendrá la conclusión de si se trata en su totalidad de una deuda flotante, respondió que en un plazo no menor a un mes.

“Eso le encomendé al director de Asesoría Jurídica, que es el Dr. Enrique García y él va a tener un informe, seguramente también.  Hay que dar los tiempos que se tienen, para ser serios, que no van a ser menos de un mes.

Estamos también en épocas de varias vacaciones de personal pero vamos a hacerlo”, sostuvo.

Reiteró que cuando se habla que se deben 16 millones de dólares, primero no se está diciendo que se robó esa cantidad de dinero.

“Vamos a ver qué es lo que realmente hay que pagar porque se atrasó el pago y qué es lo que falta y es sospechoso de ser parte de un ilícito”, indicó.

Destacó asimismo que es importante aclarar a la ciudadanía que eso se va a honrar porque la Municipalidad se va a ordenar administrativamente y va a cumplir con todos sus compromisos.

“No estamos hablando, en ningún caso, de una cesación de pagos a proveedores ni de una quiebra o default, no, estamos hablando de un atraso en pago de deudas que es cíclica y que es muy habitual en este tipo de administraciones.

La Municipalidad viene trabajando así hace muchos años, arranca cada año con una deuda, la va cubriendo y a fin de año vuelve a contraer.

Entonces, es una dinámica que no es buena pero que funciona de esta manera, hasta culturalmente hablando, hace muchos años y que queremos modificar.

Pero también quiero dar la garantía a los proveedores, a las empresas que trabajan con la Municipalidad, a las empresas que están haciendo en este momento obras, que todas van a cobrar dentro de un plan de pagos ordenado que está haciendo la nueva Administración Financiera”, concluyó.