Menu

Obras de reconstrucción de la Terminal comenzarían en julio

Para el próximo mes de julio se estima que podrían iniciarse las obras de “REFORMA Y RECONSTRUCCIÓN DE LA TERMINAL DE OMNIBUS DE ASUNCIÓN”, 1ra parte – ID: 361.597, que abarcan al bloque destruido en la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA), durante el incendio en 2017, además de un sector adicional que también sería mejorado.

El área a ser recuperada corresponde entre un 25% a 30% de la Planta Alta, que desde el incendio está inutilizada.

La parte de la planta baja afectada en el incendio ya fue reparada poco tiempo después de ocurrido el penoso suceso.

Se prevé una inversión de 9.000 millones de guaraníes, aproximadamente, de fondos municipales.

Se está llegando a un acuerdo con la empresa aseguradora, que deberá abonar a la Municipalidad conforme a lo determinado por el último peritaje realizado.

Este martes 4 de junio está prevista la apertura de sobres de las empresas oferentes por lo que se estima que la adjudicación correspondiente podría realizarse para el mes de julio.

Entre los trabajos a realizarse en ese sector de la planta alta de la Terminal se destacan la renovación de todo el techo y de la estructura en sí. También será modernizado el edificio y se hará el cerramiento de la estructura y renovación del sistema eléctrico, entre otras mejoras importantes.

Seguridad en la Terminal de Ómnibus de Asunción – TOA

La terminal de Ómnibus es un sitio de alta circulación de personas, durante las 24 horas del día los 365 días del año, nunca se cierra.

La gente que pasa por la TOA, generalmente carga consigo dinero en efectivo y maletas con artículos valiosos, además de sus pertenencias personales, por ello se hace necesario mantener un sistema eficiente de seguridad para todas las personas, tanto dentro del edificio como en sus adyacencias.

El Departamento de seguridad cuenta con 40 funcionarios que forman parte del plantel de la Terminal, que cubren los cuatro turnos.

Adicionalmente se cuenta con el apoyo de 5 guardias por turno, que son de una empresa privada, que se ocupa de cubrir el área restringida, en donde pueden acceder solamente los viajantes con su pasaje en mano.

Garantizar la seguridad en la TOA es una responsabilidad y un desafío muy grande para la institución, ya que aparte de asegurar que los pasajeros y permisionarios no sean asaltados o robados, también se controla que personas inescrupulosas no vendan pasajes falsos o sobrefacturados evitando así malos ratos a la ciudadanía en general.