Menu

Policía Municipal de Tránsito celebró su 52º Aniversario

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, participó, en la mañana de este jueves 16 de noviembre, de la celebración del 52º Aniversario de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), que se realizó en el cuartel central de la mencionada agrupación del Municipio Capitalino.

Participaron también del acto el vicepresidente de la Junta Municipal, concejal Rodrigo Buongermini; el director general de la Policía Municipal, Roque Troche; el director de la PMT, Oscar Gustavo Leguizamón; el secretario general, Javier Candia; la jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Comisario Elisa Ledesma Ledesma y otras altas autoridades municipales y nacionales.

En la oportunidad  el intendente capitalino pasó revista a la formación de los inspectores de tránsito y seguidamente entonaron el Himno Nacional Paraguayo.

Policía Municipal de Tránsito celebró su 52º Aniversario

Servidores para la ciudadanía

En la ocasión el jefe comunal capitalino manifestó su satisfacción por participar de la celebración de un año más de existencia de la PMT, la cual se viene adaptando a las nuevas exigencias para brindar un mejor servicio a la ciudadanía.

“Reunirse en  torno a la celebración de un año más de vida de una de las instituciones más visibles de la Municipalidad de Asunción, es  un  motivo de gran alegría.  Se trata de una de las instituciones que vienen adecuando sus estructuras de organización para adaptarse a las nuevas exigencias  que implica la construcción de nuevas prácticas y modelos de servicio a la ciudadanía”, aseguró.

Agregó que “no es una tarea fácil pero nos mueve la vocación por la transparencia y la rendición de cuentas a la sociedad como única opción para lograr este difícil objetivo”.

Agradeció  a todo el cuerpo de la PMT porque han entendido y se han comprometido en ese proceso  que está en marcha.

Indicó que ya durante su Administración Municipal se incorporaron 68  nuevos inspectores, a través de concursos internos habilitados por la institución.

“Además hemos puesto el énfasis en trabajar en la concienciación ciudadana con campañas como PARA UN POCO  y  en la Educación Vial en escuelas y colegios de la capital de nuestro país”, acotó.

Destacó asimismo que la PMT fue dotada de nuevas motocicletas donadas por el Gobierno de Taiwán y que se cuenta con un nuevo edificio para la Base Operacional Nº 1, ubicado en 14 de Mayo y Playa, gracias también a la acción coordinada con el Gobierno Nacional.

Actualmente hay 329 agentes de tránsito

A su turno el director de la PMT, Oscar Leguizamón, recalcó que se aumentó la dotación del personal pero aclaró que sigue siendo insuficiente para la cantidad de vehículos que ingresan a Asunción y también por la estructura vial, la cual ya está obsoleta para tanta demanda automotriz.

“La PMT cuenta actualmente con 329 agentes y otros 18 van a ingresar el 30 de noviembre próximo. Pero para agilizar la tarea lo ideal sería contar con 600 efectivos, con lo que se podrían cubrir los requerimientos de la ciudadanía”, afirmó.

Aprovechó para valorar la tarea del policía de tránsito, que tiene que lidiar en diferentes circunstancias adversas.

“Los agentes sirven a la ciudadanía en diferentes situaciones.  Cuando la furia de la naturaleza actúa y hace que los cortes de energía se produzcan, el PMT tiene que acudir al lugar para normalizar la situación y así ayudar a las personas a que lleguen a su destino”, ejemplificó.

En el día a día en la calle

Por su parte el director general de la Policía Municipal, Roque Troche, manifestó su complacencia por ser parte de la familia de la PMT.

“Agradezco por ser parte de esta institución prestigiosa, que en su trabajo en las calles demuestra sacrificio y tenacidad en el día a día.  La oficina de un PMT es la calle, la esquina del semáforo, la avenida,  con sol,  con lluvia, de noche y de día, no solamente trabajando el tiempo que le corresponde sino  también más  de lo que le  corresponde”, enfatizó.

Extendió las felicitaciones a las familias de estos agentes de tránsito, ya que también se sacrifican con el tiempo y espacio de ausencia de estos policías en sus hogares.