Menu

Intendente reconoció error y pidió personalmente disculpas a vendedores de la Plaza Infante Rivarola

El Intendente de Asunción Mario Aníbal Ferreiro Sanabria, pidió disculpas a los afectados por el operativo de desalojo de la plaza Infante Rivarola, ubicada sobre la Avenida Mariscal López y Roque González de Santacruz, realizado dias pasados por inspectores de la Policía de Vigilancia.

El Intendente Ferreiro, primeramente en contacto con la prensa y luego visitando, en la mañana de este sábado 27 de mayo, la Plaza Infante Rivarola donde conversó con los vendedores de remedios tuyos y tereré reconociendo que hubo un error de procedimiento y que eso había que admitirlo.

“Yo soy de aquellos que cuando se comete una equivocación digo que hay que reparar rápidamente la equivocación”, mencionó.

Dijo que ayer viernes 26 de mayo, un día después del incidente los afectados se apersonaron a la Municipalidad y trataron el tema con varios directores, entre ellos el Director General del Área Social Iván Allende y de la Directora General de Comunicación, Liza Paredes, solucionándose rápidamente el inconveniente generado.

De esa manera, los dos vendedores de tereré fueron inmediatamente reubicados con sus respectivas casillas en el Paseo de los Artesanos de la misma plaza.

El Intendente Ferreiro manifestó que quedó todo documentado en la comuna, la orden de desalojo era solamente para las personas que cocían alimentos, en el lugar porque no se puede manipular en las plazas elementos como cocinas, garrafas a gas y otros elementos de fácil combustión, pero hubo excesos y se afectó a personas que nada tenían que ver.

“Pido Disculpas, porque finalmente yo soy el responsable y estoy ajustando detalles dentro de las mismas direcciones para que no vuelvan a ocurrir estos sucesos”, señaló el Intendente.

Ferreiro y su equipo de trabajo integrado por el Dr. Allende, Liza Paredes, Roque Troche y el concejal Rodrigo Buongermini, se trasladó después hasta la Plaza Infante Rivarola donde conversó con los afectados, la señora Mónica Jara y Casiano Núñez, a los que se sumaron otros vendedores de la zona, luego de las disculpas del caso tuvieron una conversación razonada explicándoles los lineamientos que existen para ordenar las plazas de nuestra ciudad capital.

El Dr. Allende expuso el criterio de porque fue designado en el 2003, como una plaza temática el lugar y la imposibilidad que en las condiciones actuales se procesen productos alimenticios allí.

Uno por uno, el Intendente fue escuchando a cada puestero y les prometió soluciones a sus casos, como la reubicación en el lugar, mejorando sus puestos de ventas o en otros sitios de acuerdo a las conversaciones que surgirán.

Los vendedores quedaron sumamente conformes con las seguridades que les brindó el Intendente Ferreiro, prometieron cuidar el espacio público y cumplir con las ordenanzas municipales vigentes. Pidieron que el encuentro se repita con cierta periodicidad.