Menu

Se inició Plan Operativo en el Mercado de Abasto para instalar buenas prácticas de manipulación de alimentos

La Dirección de Defensa al Consumidor, dependiente de la Dirección General del Área Social de la Municipalidad de Asunción, inició el pasado miércoles 7 de noviembre, en el Mercado de Abasto, un trabajo integral de información, capacitación y concienciación con orientadores de la mencionada dependencia, dirigido a los permisionarios y a los usuarios del mencionado centro de abastecimiento capitalino.

Además funcionarios del Departamento de Zoonosis, también de la Dirección de Defensa del Consumidor, realizaron una campaña de desparasitación y vacunación de mascotas, en la entrada principal del Abasto, oportunidad en la cual aproximadamente 50 perros fueron inmunizados.

Estos trabajos forman parte de un “Plan Operativo para el Mercado de Abasto”, que tiene como objetivo instalar buenas prácticas en la manipulación de alimentos en el principal centro mayorista de la capital.

Ambas tareas se repetirán hoy, jueves 8 de noviembre, por lo que se invita a los vecinos de la zona, permisionarios y compradores del Mercado, que lleven sus mascotas, perros y gatos con preferencia, para esta tarea de sanitación.

Los temas abordados por los orientadores dentro del Mercado de Abasto, con los permisionarios, comprenden las condiciones sanitarias que deben reinar en los comercios y la adecuada manipulación higiénica de alimentos.

También dialogaron con los usuarios, de quienes escucharon sus quejas, reclamos y se les informó de todo lo que ellos deben conocer en materia de los derechos que les asisten como consumidores.

Esta tarea, aparte de ser educativa, sirve como una promoción de los servicios que brinda la Dirección de Defensa al Consumidor.

Entre las actividades desplegadas en la fecha y que se repetirán nuevamente este  jueves 8 de noviembre, está la Inspección Higiénica Sanitaria de locales y puestos de venta de alimentos, sean naturales como las frutas, hortalizas, productos cárnicos y pescados.También este control se extendió al comedor municipal y a los expendios de productos alimenticios, entiéndase  los puestos de fiambres, quesos y enlatados.

Puede calificarse como una evaluación higiénico sanitaria, es decir, controlaron cómo se encuentra la parte de infraestructura que comprenden las instalaciones eléctricas, los muebles, los techos, si tienen agua corriente, en síntesis, si cuentan con los elementos indispensables para la elaboración y venta de alimentos.

La Coordinadora del Plan Operativo Defensa del Mercado de Abasto, la Tecnóloga, Lourdes Becker, manifestó que incluso se tomaron muestras de agua para hacer los análisis microbiológicos, tanto de la fuente como del comedor y de la guardería.

Aclaró que resultados van a estar recién la próxima semana.“Con este operativo se busca demostrar a los  permisionarios cuáles son sus falencias y cómo deben mejorar.  Igualmente se preparará un informe bien detallado para que esto le sirva de respaldo al director del Mercado de Abasto, Carlos Galarza, para que él pueda fundamentar sus pedidos en la búsqueda de un mejoramiento integral en infraestructura y el manejo de residuos, el control de plagas y la ubicación de algunos permisionarios que se encuentran en zonas donde no deberían estar por insalubres”, explicó.

Aun cuando no se puede dar un veredicto definitivo sobre el estado sanitario de los alimentos en el Mercado de Abasto, Crescencio Nalerio, jefe de la Unidad de Productos Naturales de la Dirección de Defensa al Consumidor, señaló que las cámaras climatizadoras se encuentran en pésimas condiciones, principalmente la infraestructura de estas cámaras que son propiedad de los comerciantes.

“Los permisionarios, para cualquier mejoramiento  que desean realizar en estas cámaras, deben comunicar a las autoridades del Mercado y se debe contar con un permiso municipal para cualquier tipo de intervención en las mismas”, aclaró.

Agregó que, en ocasiones, realizan reparaciones sin consultar con nadie, con lo que luego surgen las complicaciones y el desorden gana la estructura edilicia.

“Lo cual pone en peligro bienes y vidas de los permisionarios y de los que acuden a realizar sus compras en el Mercado de Abasto”, acotó.

Por último destacaron que los permisionarios recibieron  de muy buena manera a los inspectores de Defensa al Consumidor, pues lo que ellos no quieren son las multas  y que se labren actas de intervención.

“Por supuesto que ellos no quieren recibir multas.  Se les explicó que ahora el control y las charlas son educativas,  pero que deben modificar conductas si no quieren ser multados”, concluyó.