Menu

Firma de convenio entre la Municipalidad y el Banco de Alimentos posibilita la continuidad de un trabajo conjunto en el Mercado de Abasto

Un convenio marco de cooperación interinstitucional entre la Municipalidad de Asunción y la Fundación Banco de Alimentos fue suscripto en la mañana de este miércoles 4 de abril, para la continuidad de la ejecución del proyecto de la mencionada entidad en el Mercado Central de Abasto de la capital.

Por la Comuna Capitalina firmaron el documento el intendente capitalino, Mario Ferreiro y el secretario general, Javier Candia y por la Fundación Banco de Alimentos hizo lo propio su presidente, Guillermo Fanego.

Participaron también del acto la asesora de la Intendencia, Karina Rodríguez: la directora de Relaciones Intergubernamentales y Organizaciones Civiles, Silvia Rolón y otras altas autoridades municipales.

Cabe destacar que el convenio tiene por objeto dar prosecución a las acciones desarrolladas entre la Municipalidad de Asunción y la Fundación Banco de Alimentos, en el Mercado Central de Abasto, para lo cual la Municipalidad otorga a la Fundación la Cesión de Uso, con carácter gratuito y por un plazo de 5 años, del espacio o terreno donde se halla ubicado el depósito construido por la entidad, donde actualmente realiza sus actividades, dentro de las instalaciones del principal centro de abastecimiento capitalino.

La cesión de uso se realiza conforme a la Ordenanza Reguladora del Mercado Central de Abasto Nº 89/98.

En tal sentido, la Municipalidad de Asunción, a través de la Dirección del Mercado Central de Abasto, se compromete a mantener la limpieza rutinaria de los sectores circundantes al Depósito de la Fundación, así como de veredas en el sector del frente, sobre la Avda. Defensores del Chaco.

Asimismo controlará, a través de los controles regularmente ejercidos por la Policía Municipal de Tránsito (PMT) en las zonas adyacentes al Mercado Central de Abasto, el acceso vehicular del Depósito, que está debidamente señalizado con un cartel indicador en el portón principal de entrada al local, para que no sea obstaculizado por terceros que estacionan en la vereda por la Avda. Defensores del Chaco.

La Municipalidad acordó además apoyar, a través de la gestión municipal, dentro del marco de normativas y ordenanzas vigentes, aquellas iniciativas que puedan surgir y/o ser propuestas a la Fundación por sus otros aliados, en pos de fomentar e incrementar los esfuerzos para la reducción del desperdicio de alimentos, tales como campañas de concientización a la población, en Instituciones educativas o Centros comunitarios gestionados por la Municipalidad.

Además monitoreará y controlará, a través de la Dirección General del Área Social y su Dirección de Defensa del Consumidor, las buenas prácticas de almacenamiento, conservación, manipulación y distribución de alimentos.

Por su parte la Fundación se compromete a realizar la selección de los excedentes y la conservación de los productos y sus derivados hasta el momento de su entrega a las entidades beneficiarias, adoptando todas las medidas necesarias para garantizar el buen estado y las características de consumición.

También distribuirá los productos e insumos recibidos a las entidades asistenciales necesitadas que así lo soliciten y cuya asistencia sea aprobada por las autoridades de la Fundación.

Igualmente destinará como mínimo un 10% de todos los productos alimenticios que se recuperen a los comedores y albergues municipales, para lo cual coordinará acciones con la Dirección General del Área Social de la Municipalidad.

Presidente de la Fundación Banco de Alimentos celebró la prosecución del convenio

El señor Guillermo Fanego manifestó su complacencia por poder renovar este compromiso con la Municipalidad de Asunción.

“Más todavía con Mario Ferreiro, ahora como intendente, quien siempre fue voluntario nuestro y colaboró en los supermercados recolectando donativos”, enfatizó.

Mencionó que el Banco de Alimentos tiene un gran objetivo que es la lucha contra el desperdicio, en el sentido que todo excedente no se vuelva un desperdicio.

“Este es un país que desperdicia muchísimo, un tercio de todo lo que se produce en las diferentes cadenas se desperdicia.  Hoy en día, un poco con los proyectos que estamos llevando adelante, con un supermercado estamos trabajando en la recuperación de frutas y verduras y estamos recuperando aproximadamente 1.400 kilos mensuales de este tipo de productos.  Imagínense que hoy en el país hay más de 185 supermercados y si uno multiplica esa cantidad de alimentos que se está perdiendo por cada supermercado, creo que llegamos a más de 4 millones de toneladas, solamente de frutas y verduras, que se están desperdiciando”, ejemplificó.

Agregó que otro proyecto que llevan adelante es el de la heladera solidaria.

“Nosotros tenemos 10 heladeras solidarias en 10 locales gastronómicos ahora y estamos recuperando, aproximadamente en un año, 1.500 kilos de alimentos en buenísimo estado.  Esto solamente en 10 de este tipo de establecimientos y en Asunción hay más de 500.  Son números escalofriantes que demuestran la manera en cómo se están desperdiciando los alimentos y cómo de un lado tenemos tan cerca los asentamientos urbanos que necesitan”, acotó.

Destacó que el Banco de Alimentos se constituye en un aliado importante de la Municipalidad.

“Porque hacemos llegar estos productos que las industrias, las empresas, los locales gastronómicos y los supermercados donan a las instituciones que lo necesitan, entre las que se encuentran las guarderías y albergues municipales”, refirió.

Intendente Ferreiro valoró el trabajo de la Fundación Banco de Alimentos

El jefe comunal capitalino destacó el trabajo del Banco de Alimentos ya emprendido desde hace varios años, que fue conociendo a lo largo del tiempo como voluntario y como comunicador social.

“Nos hemos involucrado ya desde el comienzo mismo de este importante trabajo social que hace el banco”, resaltó.

Celebró además que el depósito del Banco de Alimentos se encuentre en el Mercado de Abasto.

“Que más allá de sus vicisitudes está en plena recuperación, después de dos incendios bastante graves, en pleno proceso de intervención que está culminando para después proyectarnos a un lugar más apropiado para ese mercado tan importante”, sostuvo.

Aprovechó también para asegurar que si hay algo a lo que esta gestión no puede renunciar ni escatimar esfuerzos es justamente en la gestión social.

“Asunción es el receptáculo de casi toda la situación social del país y a ese mercado justamente vienen nuestros hermanos campesinos a vender sus productos, va la gente de menores recursos a comprar con precios más ventajosos.  También tenemos el drama de niños y adolescentes en estado de vulnerabilidad, situación que estamos tratando de mejorar a través de un trabajo conjunto con UNICEF.  Y quizás sea el lugar en donde más se percibe esa desigualdad que tanto nos duele”, puntualizó.

Recalcó el trabajo encomiable de la Fundación, en coordinación con la Pastoral Social y otras entidades del país de gran labor social, razón por la cual goza de un gran prestigio en la sociedad.

“Es una organización seria que se ha ganado la confianza de la sociedad y eso es muy importante.  Yo sueño con una sociedad más justa, donde no falte el pan en la mesa.  Donde el desperdicio no sea tan grande hasta tal punto de encontrar esa inequidad del que no tiene nada en la mesa para comer y el que, sin embargo, desechó su comida del día porque simplemente no tenía apetito.  Esa injusticia estructural tan grande debemos paliarla, mitigarla y si es posible erradicarla en el Paraguay y este es un camino”, concluyó.

Más datos sobre el convenio

Entre los considerandos del convenio se menciona que pese a la existencia de diferentes sectores e iniciativas, tanto privadas como públicas, y a los esfuerzos de éstas, entre las cuales están los programas sociales que viene impulsando la Municipalidad, persiste un índice muy elevado de personas carenciadas en todo el país.  Conforme a datos de la Encuesta Permanente de Hogares EPH 2016, el 28,86% de la población paraguaya (más de 1.900.000 personas) se encuentra en condiciones de pobreza; es decir, sus ingresos per cápita son inferiores al costo de una canasta básica de consumo.  Mientras que el porcentaje de pobres extremos, es decir, aquellos que no logran cubrir el costo de una canasta mínima de consumo, fue de 5,73% (cerca de 400.000 personas) para el 2016.

Agrega que según datos del año 2015 de INAN, el 18% de los niños menores de 5 años de edad, está crónicamente desnutrido, mientras que datos de la FAO indican que 1 de cada 4 paraguayos pasa hambre.

Se destaca que dentro de las instalaciones del Mercado Central de Abasto, se comercializa una cantidad importante de productos alimenticios perecederos, sin envasar, de los cuales un alto porcentaje es desechado por diversos motivos, sacándolo de la cadena de comercialización, aunque aún mantienen su valor social, pudiendo evitarse su desecho y aprovecharse para alimentar a miles de personas que padecen inseguridad alimentaria.

En otra parte se recuerda que la Fundación Banco de Alimentos es una entidad sin fines de lucro, reconocida por el Decreto Nº 2968/2004, inserta en el registro de entidades bajo el Nº 483704, que tiene por objeto recuperar y valorizar socialmente los excedentes de la industria y producción alimenticia para su posterior distribución a entes e instituciones de beneficencia comprometidos en mitigar la pobreza existente en la sociedad paraguaya y busca despertar en la sociedad una conciencia solidaria capaz de ayudar a quienes carecen de los medios indispensables para su manutención y desarrollo.

La Fundación “Banco de Alimentos”, cuenta con un depósito construido en un terreno cedido por la Municipalidad de Asunción, en el Mercado Central de Abasto, en virtud del Convenio de colaboración, apoyo y cesión en usufructo de un bien municipal, entre la Municipalidad de Asunción y la Fundación Banco de Alimentos, para la ejecución de su proyecto en el Mercado Central de Abasto de la ciudad de Asunción, firmado en el año 2008, en donde centraliza sus operaciones de recuperación y almacenamiento de los excedentes de la industria alimenticia y del rubro gastronómico, donados por diferentes empresas aliadas, evitando su pérdida y logrando un mejor aprovechamiento para su distribución a los sectores beneficiados por su actividad, para lo cual cuenta con una cámara frigorífica, que posibilita que los alimentos perecederos sean refrigerados hasta su entrega a los beneficiarios, sin perder la cadena de frío.

El trabajo desarrollado por la Fundación tiene incidencia social y medio ambiental que redunda en beneficio a la ciudad de Asunción y para la Municipalidad de Asunción  la alianza con organizaciones sin fines de lucro contribuye a fortalecer el capital social y dar sostenibilidad a las políticas públicas que promueven el bienestar de la ciudadanía y su calidad de vida, a través de acciones concretas para la reducción de la pobreza dentro de su ámbito territorial.