Menu

Debaten sobre desafíos por conseguir una gestión integral y total de los residuos sólidos en Asunción

El Seminario sobre Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, Hacia una Gestión de Basura Total, se realizó en la mañana del pasado jueves 29 de noviembre, en el Centro Paraguayo Japonés (CPJ), organizado por la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción.

Del evento participaron integrantes de  la Asociación de Recicladores de los Bañados Norte y Sur,  funcionarios de los Centros Municipales, representantes de entidades educativas participantes de la Campaña Reciclando Todo y de organizaciones no gubernamentales.

En la ocasión, el director general de Gestión Ambiental, David Cardozo, dijo que uno de los principales problemas y uno de los mayores desafíos para la ciudad de Asunción, en los últimos años, es la gestión integral y total de los residuos sólidos.

“La recolección  total y adecuada disposición final  son, sin dudas,  una de las grandes preocupaciones  para la gestión municipal.  Por ello, analizamos la situación  con  grandes panelistas locales, entre estos el ingeniero Ovidio Espínola, jefe del Departamento de Sustancias Químicas de la Dirección  de Control de Calidad Ambiental del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES). También estuvo el ingeniero  Guillermo Pineda, del sector privado, que integra la mesa temática sobre política de gestión  y normativas vigentes  del sector residuos sólidos en Paraguay”, detalló.

Agregó que el ingeniero Elías Díaz Peña, de la Organización Sobrevivencia y de Amigos de la Tierra Paraguay y la doctora Raquel Rodríguez, del Centro de Salud Nº 3 de Asunción, tuvieron a cargo la Mesa Temática Nº 2 sobre los residuos sólidos y sus impactos  en el ambiente y en la salud.

Mencionó además que el ingeniero Roberto Lima, de Economía Circular y Graciela Maldonado de la Asociación de Recicladores y Emprendedores para el Progreso, estuvieron a cargo de la Mesa Temática Nº 3 sobre Economía Circular e inclusión económica.

Destacó que la jornada sirvió para debatir sobre la situación de los residuos sólidos en Asunción.

“En tal contexto, la Municipalidad de Asunción, para cumplir con varias de sus metas  y objetivos, inició una búsqueda de alianzas nacionales e internacionales que generen oportunidades  de fortalecimiento  de capacidades y recursos  de todas las naturalezas para catalizar  este proceso”, anunció.

Precisó que justamente se está en un contexto de trabajo triangular con Madrid – España, Montevideo – Uruguay y Asunción – Paraguay, donde se pretende  implementar planes pilotos que tengan que ver con el buen manejo de los residuos, trayendo experiencias de la región para aplicarlas en la ciudad.

“Este trabajo consiste básicamente en  la contenerización  de los residuos para su buena disposición final.  Y en este seminario hablamos de la problemática para ver cómo juntos vamos a trabajar  en Asunción, desde la aplicación de las políticas públicas hoy vigentes. Tenemos  leyes que a nivel nacional  regulan la disposición final de los residuos y sus tratamientos. En Asunción contamos con una ordenanza que tiende a la cultura de la basura 0 y todas las resoluciones asociadas a esa disposición”, aseveró.

Mencionó que la escasa recolección de residuos tiene efectos directos en la salud, porque principalmente afecta a niños y adultos. “Adicionalmente, la obstrucción de los sistemas de alcantarillado agudiza las inundaciones en los días de lluvia, lo que favorece la propagación  de enfermedades infecciosas.  Los cursos hídricos hoy están siendo objeto de vertederos clandestinos, son arrojados residuos sólidos y eso genera gravísimos problemas sociales y ambientales, principalmente en épocas de grandes lluvias que hoy estamos viviendo en la ciudad de Asunción. Estas son cada vez más prolongadas y si no somos conscientes, estamos generando graves problemas  en las comunidades ribereñas y en las ciudades y principalmente en la salud humana y los más afectados por este proceso, son los niños  y los adultos mayores”, sostuvo.

En cuanto a calidad ambiental, indicó que los vertederos no controlados, es decir los clandestinos y la quema de basuras a cielo abierto, generan gran contaminación del suelo y del agua, así como del aire, con serios impactos globales y locales.

“Es una práctica que debemos erradicar”, exhortó.

Recordó que recientemente el MADES sacó un estudio de calidad del aire donde se detectó la presencia de azufre, composición química que  se crea cuando existe combustión al quemar basuras.

“No existe un plan de clasificación de basuras en origen.  Si bien la Ordenanza Municipal 408/14 dice que la clasificación de los residuos  debe hacerse, hoy eso no se está aplicando.  Es algo en que tenemos que comenzar a trabajar, discutir y tenemos  que iniciar la clasificación en origen para su retiro y disposición final”, enfatizó.

Dijo que hay un sistema de recolección, cuya flota de transporte es propia y otra arrendada, que actualmente solo recolecta aproximadamente  el 60% de la producción  total de basura, donde entran los residuos domiciliarios y los públicos.

“Esto significa que no se atiende la totalidad de los residuos generados en la ciudad y se cuenta con un sitio de disposición final cuya vida útil culminaría en 2 o 3 años, que puede dejar un pasivo ambiental de difícil recomposición”, apuntó.

En ese sentido recordó que Asunción cuenta con 68 barrios y que actualmente se tiene una cobertura de 92 por ciento de recolección de los residuos domiciliarios.

“Hay sitios donde no estamos pudiendo llegar efectivamente, que son los lugares de los bañados y otras zonas. Debemos buscar un mecanismo  para ver cómo vamos a ir trabajando la recolección pero principalmente tendiente a lograr la reducción de los residuos sólidos domiciliarios”, aseveró.

Resaltó que la UCCI, que es la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, aglutina a varias ciudades donde se aplica esta misma metodología de firmas de convenio, para ver cómo trabajar y cómo apoyar  este tipo de actividades.

“Ante todos estos problemas medioambientales hemos  decidido presentar este seminario denominado  Gestión integral de residuos sólidos  urbanos, que pretende, en primer lugar, ecologizar el pensamiento, generando información  y conocimiento para fortalecer las capacidades  de funcionarios y tomadores de decisiones  y de actores de la sociedad civil, para poder encarar un emprendimiento multidisciplinario y sobre todo un emprendimiento socializado  con las comunidades”, enfatizó.

Sostuvo que las comunidades para el municipio son vitales.

“La alianza con las comunidades, a través de los centros municipales, va a asegurar que este tipo de iniciativas tenga un éxito final y sobre todo que los beneficios alcancen a la salud y los ecosistemas”, acotó.

MADES elabora un plan nacional de gestión integral de residuos sólidos urbanos

El ingeniero  Ovidio Espínola, jefe del Departamento de Sustancias Químicas de la Dirección de Control de la Calidad Ambiental del MADES, se refirió a la situación actual  de las normativas  relacionadas al sector residuos en el Paraguay.

En ese sentido hizo referencia a cómo funciona el sistema a nivel nacional.

Agregó que cada paraguayo tiene una generación per cápita  de 1 a 1,5 kilos  de residuos por día y que el 20% de los municipios, en su totalidad,  tienen vertederos o rellenos sanitarios.

Habló asimismo sobre la legislación vigente, específicamente la Ley Nº 294 de Impacto Ambiental.

“En este marco también entra todo lo relacionado  a los residuos sólidos producidos en los  municipios”, especificó.

Profundizó además sobre la Resolución Nº 282, que implementa los criterios para la selección de las basuras  en  áreas de relleno sanitario.

Aprovechó para enfatizar en la temática de la educación ambiental,  la cual definió como un eje fundamental para que se llegue con éxito al buen manejo de los residuos sólidos  urbanos.

“Y así superar la mala disposición de los residuos  y la no clasificación y selección de los desechos para la disposición final”, aseveró.

Por otro lado hizo un paneo de la situación de los elementos a ser reciclados y cómo se deben manejar.

“En unos 100 kilogramos de basura, un 64% es residuo orgánico y un 35 % es material reciclable.  Lo más preocupante  es que el 85% de los residuos se queman y hablamos de biomasa, como ser los restos de podas, tumbas de bosque nativo pero  también restos orgánicos húmedos  que  producimos en nuestras cocinas”, especificó.

Anunció que el MADES se encuentra abocada a la elaboración de un plan nacional de gestión integral de residuos sólidos urbanos, que una vez que se socialice, en abril próximo, será  lo reglamentado para todos  los municipios  del país.

Urgen por una política de gestión

Con respecto a la situación actual de los residuos sólidos en Paraguay y lineamientos básicos para la política de gestión  de los mismos,  disertó el ingeniero Guillermo Pineda, del sector privado.

Indicó que el MADES tiene una propuesta original sobre una política nacional de gestión, que seguro debe actualizar o mejorar, de manera a que el sector se articule y normalice con todos los actores involucrados con el tema de la  basura.

Insistió sobre una política ambiental a nivel nacional y cómo  esta contiene elementos relacionados al tema de los residuos sólidos.

En este contexto bregó por tratar de no ser generadores de residuos, en el sentido de evitar la adquisición de productos que posteriormente sean materiales de desecho.

“Por eso  debemos iniciar en nuestras casas la separación de los residuos, que es una exigencia de la política ambiental”, instó.

En ese marco insistió en atacar los vertederos clandestinos.

Resaltó además que Paraguay está suscripto a convenios internacionales para intercambiar experiencias en temas como la contaminación del aire y la contaminación con químicos.

Aseguró que la educación ambiental es un eje transversal  para el éxito en materia de residuos sólidos.

“Tenemos metas qué cumplir sobre la separación en origen de las basuras, de manera a conseguir un proceso de producción más limpio,  que implica también trabajar en políticas públicas y con políticas empresariales, que tiendan  hacia la producción limpia, es decir, generar menos residuos sólidos, líquidos  y gaseosos, que  le llamamos basura total”, concluyó.