Menu

Actividades de “King Fish” fueron suspendidas por falta de licencia comercial y normas de seguridad y prevención contra incendios

Una comitiva integrada por funcionarios de varias direcciones de la Municipalidad de Asunción procedió, en la tarde del pasado jueves 4 de octubre,  a dar  cumplimiento a una resolución de la Intendencia Municipal que ordena, como medida de urgencia, la suspensión inmediata de las actividades llevadas a cabo en el local denominado “King Fish”, ubicado en la calle Senador Long Nº 848, con Cuenta Corriente Catastral Nº 14- 0010-19.

La delegación de funcionarios intervinientes estuvo compuesta por personal de la Dirección de Desarrollo Urbano, del Departamento de Prevención contra Incendios (PCI), de la Dirección de la Policía Municipal de Vigilancia, de la la Dirección de Asuntos Jurídicos, destacándose que el operativo contó con acompañamiento de efectivos de la Policía Nacional.

El jefe del Departamento de PCI, ingeniero Carlos Halke, informó que este local había sido intervenido con anterioridad ocasión en la que se detectaron varias contravenciones a las ordenanzas vigentes. A raíz de ello, se comunicó el hecho a la Intendencia y a la Dirección de Asesoría Jurídica que determinó el cese de actividades en el local.

“Pese a que este local ya contaba con una medida de suspensión de actividades por carecer de licencia comercial para la actividad que efectivamente desarrollaban, siguió funcionando de manera irregular”.

Déficit en materia de Prevención contra Incendios

Con relación a las faltas encontradas en materia de seguridad y de prevención contra incendios, ejemplificó la carencia de salida de emergencia para casos de siniestros, lo cual es grave.

“Además se detectó que  son precarias  las instalaciones en la cocina y  no alcanza ninguno de los estándares exigidos por la Municipalidad en este rubro. Igualmente tienen déficit en cuanto a la detección y alerta temprana de posibles focos de incendios”, detalló.

Mencionó que en estos casos los propietarios o encargados de los locales deben acercarse a la Municipalidad, una vez subsanadas todas las irregularidades detectadas  y que ponen en riesgo la seguridad de los   que frecuentan el sitio, pidiendo una nueva verificación.

“Y si ya están en condiciones  y fueron corregidas las anormalidades, la Municipalidad podría habilitar nuevamente el local”, anunció.

Resaltó que estos controles municipales son rutinarios y  se realizan en forma aleatoria en todos los locales y en especial en los bares, pubs, discotecas, restaurantes, supermercados y en otros  lugares de gran aglomeración de personas.