Menu

35 máquinas tragamonedas ilegales fueron destruidas por no contar con permiso municipal

Un total de 35 máquinas tragamonedas incautadas de la vía pública por no contar con el permiso legal correspondiente, y cuyos propietarios no fueron identificados, fueron destruidas en la mañana de este viernes 11 de mayo, en el estacionamiento lateral de la Municipalidad de Asunción.

El coordinador de Juegos de Azar, dependiente de la Dirección de Recaudaciones, Bob Richard Pérez, destacó que desde que está al frente de la mencionada dependencia municipal, hace dos años, esta es la tercera vez que se realiza este tipo de procedimientos de destrucción de tragamonedas.

“Así nosotros demostramos que damos cumplimiento a la Resolución de Intendencia donde ordena la destrucción, previo procedimiento requerido”, señaló.

Especificó que estas máquinas fueron retiradas de diferentes zonas de la capital como Tablada, Santísima Trinidad y otros barrios como Obrero y Roberto L. Petit.

“Todas estas máquinas fueron retiradas de la vía pública y ninguna persona se hizo responsable con relación a las mismas”, puntualizó.

Aclaró que existen otras máquinas de este tipo que fueron también incautadas por no contar con el permiso correspondiente, donde sí se tienen individualizados a sus propietarios, las cuales se encuentran en depósitos.

“Tenemos otras varias máquinas en nuestro depósito que están en trámite, ya sea en Fiscalía o Juzgado de Faltas, donde sí tenemos individualizadas a sus propietarios.  La potestad que nos da nuestra ordenanza es cuando no cuenta con permiso legal, otorgado por la Municipalidad, las máquinas deben ser incautadas.  Y a sus propietarios le hacemos mención a la ley que prohíbe y está penado con pena de cárcel a los que no tienen ese permiso.  Ahí derivamos a la Fiscalía”, explicó.

Indicó que el procedimiento para la incautación de estas máquinas consiste en que una vez que se hagan las denuncias, se constituyen en el lugar y verifican si las personas tienen el permiso municipal pertinente.

“Y al constatar que no tienen procedemos al retiro de los mismos, toda vez que estén en lugares públicos, porque si están en recintos privados necesitamos orden de allanamiento.  Una vez individualizados a los responsables, derivamos al Juzgado de Faltas para la multa pertinente, a razón de la falta municipal e igualmente derivamos al Ministerio Público para la cuestión del hecho punible que constituye la explotación ilegal clandestina de estas máquinas”, recalcó.

Aclaró que luego de que estas máquinas son aplastadas por un tractor, los restos son retirados por personal de Servicios Urbanos para su disposición final.

Mencionó además que de estas máquinas destruidas y de las otras que se encuentran en depósitos municipales, se obtuvieron un total de 10 millones de guaraníes en monedas, monto que es destinado a obras de beneficencia como las guarderías municipales.

“Por las monedas nosotros hacemos un procedimiento de conteo de las mismas, mediante acta notarial.  Depositamos en las bóvedas y eso, el monto total, se destina a una institución de beneficencia”, concluyó.