Menu

Almuerzo a beneficio del Primer Albergue Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia se realizó con gran éxito

Con una gran concurrencia de personas solidarias, se llevó a cabo el Almuerzo a beneficio del Primer Albergue Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia, organizado por las Madrinas de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Asunción y la Fundación Alas, en el Salón Medallista del Comité Olímpico Paraguayo, al mediodía de este domingo 2 de diciembre.

La anfitriona del evento fue la señora María Elena Caballero de Ferreiro, destacándose que también estuvieron presentes el intendente capitalino, Mario Ferreiro; la directora de Políticas de Género de la comuna capitalina, Shady Ruiz Díaz; autoridades del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia; embajadores y miembros del Cuerpo Diplomático acreditados en nuestro país; concejales capitalinos; Madrinas de la Municipalidad; representantes de las empresas que apoyan a ambas organizaciones solidarias mencionadas y otras altas autoridades nacionales y municipales.

En la oportunidad la Sra. María Elena Caballero agradeció a todas las personas que apoyaron esta noble causa.

“Qué alegría volver a encontrarnos en torno a una noble causa como es la habilitación del Primer Albergue Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia Doméstica. Muchos de ustedes vienen apoyando desde el primer momento las diversas iniciativas que estamos encarando desde la Fundación Alas Paraguay y el Grupo de Madrinas de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Asunción”, manifestó.

Aseguró que este almuerzo es el último impulso necesario ya para la habilitación definitiva del albergue, que se constituirá en uno de los pilares fundamentales de la atención de mujeres en situaciones de crisis.

“Un espacio temporal seguro, donde se brindará atención integral que les facilite un proceso de mayor autonomía y la interrupción del ciclo de la violencia, lo cual es muy importante”, enfatizó.

Mencionó que hace pocas semanas entregaron un primer aporte para el albergue, con implementos de seguridad interna y externa, insumos sanitarios, ropa de cama y baño y elementos para infantes, entre otros.

“Con esta presencia y el aporte de todos ustedes, lograremos fortalecer este espacio para próximamente habilitarlo definitivamente”, anunció.

A su turno la directora de Políticas de Género, Shady Ruiz Díaz, también agradeció el apoyo de todos los presentes.

“Este es un domingo donde honramos la solidaridad, nuestras familias, la fraternidad y el compromiso social que cada uno de nosotros tiene para habilitar el Albergue Municipal para Mujeres Víctimas de Violencia”, señaló.

Agregó que el aporte logrado permitirá que, a través del servicio de la Municipalidad, se ayude a las mujeres y a sus hijos a superar la situación de violencia que afrontan.

“A restablecer su autoestima, eso que todos los que estamos acá lo tenemos como algo hecho pero estas mujeres y sus hijos lo tienen que trabajar. Y también, a través del albergue, vamos a permitir que el servicio contribuya a que ellas puedan planificar su vida futura, con determinación y con independencia”, sostuvo.

Intendente Ferreiro destacó el trabajo solidario de las Madrinas

Por su parte el jefe comunal capitalino resaltó la noble labor que llevan adelante las Madrinas de la Municipalidad de Asunción.

“Realmente estoy muy feliz de estar acá como invitado, para resaltar el trabajo solidario de las Madrinas, quienes se autogestionan, se organizan, trabajan conjuntamente de una manera excelente. Coordinan con sectores tanto municipales como del sector privado, con el Cuerpo Diplomático, con otras instituciones del Estado y producen resultados concretos”, manifestó.

Especificó que esto lo pudo comprobar en la última visita que hizo al Albergue de Mujeres, asegurando que en realidad es una gran conquista, no para la Administración Municipal a su cargo, sino para la ciudad.

“Y como lo decía la ministra de la Mujer, se constituye en una muestra de lo que después se puede replicar en prácticamente todas las comunidades del país. En realidad este tipo de albergue, este tipo de refugio, tenemos que tener, como un efecto multiplicador, en todas las cabeceras departamentales, en todas las ciudades de alta densidad poblacional, porque el problema de la violencia contra las mujeres es un problema social transversal, generalizado y cada vez más doloroso”, detalló.

Manifestó asimismo su deseo de que las próximas generaciones no lo vean como un flagelo tan lacerante como es hoy.

“Alguna vez escuché a un gran pensador y hacedor como es Bernardo Kliksberg mencionar a la violencia contra las mujeres, a nivel mundial, como uno de los grandes flagelos de la humanidad. Él sitúa el maltrato a las mujeres, con el hambre, con la guerra, con la pobreza, en el mismo nivel”, puntualizó.

Recordó que en Paraguay las cifras de violencia contra la mujer siguen siendo muy altas.

“En nuestro país todavía hay una cultura de maltrato sistemático a las mujeres. Eso tenemos que cambiar. Pero mientras ocurre ese proceso de cambio, necesitamos un refugio con la dignidad necesaria, un refugio con los protocolos que nos indican también las normativas internacionales en la materia”, refirió.

Recalcó que los protocolos establecidos son de alto nivel en cuanto a proteger la vida de las mujeres.

“Y cuando hay una mujer atacada, también es atacado el resto de la familia, los hijos, la mamá, las hermanas. Entonces, un albergue de protección es mucho más que un lugar de refugio, nomás, sino que debe observar toda esa problemática tan compleja”, insistió.

Concluyó asegurando que de seguro continuarán los desafíos de las Madrinas de la Municipalidad de Asunción el próximo año 2019.

“Las Madrinas todavía tienen mucho por hacer, por lo cual las felicito por esta lección de solidaridad que nos están dando”, finalizó.