Menu

Municipalidad renovó equipos en cajas municipales de cobro de tributos

Nuevos equipamientos consistentes en 25 certificadoras de cajas y 25 lectores de códigos de barra fueron incorporados al Departamento de Ingresos de la Dirección de Recaudaciones, dependiente de la Dirección General de Administración y Finanzas de la Comuna Capitalina, a través de una inversión municipal de más de 100 millones de guaraníes, como parte del proceso de modernización del sistema de cobros de tributos municipales.

El jefe del Departamento de Ingresos, licenciado Lucio Gómez, especificó que esta entrega forma parte de una segunda partida, ya que el año pasado se entregaron contadores de billetes, detectores de billetes falsos y contadores de monedas.

“Forma parte precisamente de un plan de reacondicionar y de dotar de nuevos equipos a las cajas municipales”, enfatizó

Explicó que los lectores sirven para leer el código de barras de las facturas, para el cobro en caja y las certificadoras son el sello que le da validez al pago que realiza el contribuyente.

Resaltó que de esta forma se renovará este tipo de equipos en todas las cajas del Bloque A y Bloque C del edificio central de la Municipalidad y también las de la bocas de cobranzas existentes en los centros municipales habilitados para pagos, IVESUR y Centro Paraguayo Japonés (CPJ).

Por su parte el director de Recaudaciones, Rolando Alvarenga, destacó que forma parte del proceso de modernización que viene encarando la actual Administración Municipal, de dotar de equipamientos nuevos al Departamento de Ingresos.

“El año pasado y en el transcurso de este año, incorporamos varios equipamientos nuevos para, finalmente, brindar mayor fluidez y agilidad en la atención al contribuyente cuando realiza trámites y pagos en el Departamento de Ingresos.  Y también da la seguridad en cuanto a la documentación final que lleva el ciudadano para certificar sus pagos”, sostuvo.

Recalcó que de esta forma se realiza la renovación de todos los equipos necesarios en las cajas recaudadoras.

“Muchos eran equipos viejos, que ya estaban cumpliendo su vida útil, entonces hacía falta una renovación total de los mismos.  El funcionamiento a medias de esas máquinas o el mal funcionamiento provocaba también la atención no ágil y pronta hacia los contribuyentes.  Y también hace lo que sería al control que nosotros podamos realizar sobre las facturas ingresadas por caja.  Son instrumentos muy útiles en ese sentido, que hace a la agilidad y al control posterior que nosotros realizamos dentro del Departamento de Ingresos”, concluyó.